Comer en restaurantes estando embarazada

Comer en restaurantes estando embarazada

Escrito por: Sacra    1 septiembre 2010     2 Comentarios     2 minutos

No es necesario volver a recordar lo importante que es cuidar nuestra alimentación durante el embarazo, gracias a ello nos vamos a evitar muchas complicaciones durante la gestación y el parto y, sobre todo, ya estamos cuidando de la salud de nuestro bebé, al que le evitaremos padecer algunas enfermedades que surgen a partir de una mala nutrición gestacional.

Por eso es necesario, estemos donde estemos, llevar un control alimentario adecuado. Ya vimos hace unas semanas como a veces nos resulta imposible acudir a casa a la hora de la comida, para ello optamos, siempre que se pueda, por llevarla preparada de casa de este modo nos aseguramos, no sólo la cantidad y calidad si no, también, la correcta higiene en la manipulación de los alimentos. Pero si ni siquiera esto te es posible, unos cuantos consejos te pueden ayudar a que la tarea de comer en restaurante sea equilibrada y segura.

Elige un restaurante que ofrezca una “calidad digna”, no sólo en la variedad de su menú si no, también, en las condiciones higiénicas y de salubridad. Debes tener en cuenta que los menús del día suelen ser mucho más grasos que si eliges tus platos cocinados a la plancha o hervidos. También debes acostumbrarte a preguntar cómo están hechos y cuáles son sus ingredientes, especialmente para aquellos que lleven salsas, ya que aportan muchas calorías y en algunos casos pueden ser indigestas. Presta especial cuidado si no estás inmunizada contra la toxoplasmosis.

Si has desayunado bien en casa y tomado un tentempié a media mañana, llegarás a la comida sin tanta ansiedad por lo que podrás pedir algo ligero para completar la comida: un filete a la plancha y un yogur o una ensalada y fruta. Pedir con cabeza es algo que tu estómago agradecerá.

Los restaurantes de comida rápida no son los más adecuados para recibir una buena alimentación, no sólo estando embarazadas. De todos modos si algún día te apetece o, por necesidad tienes que acudir a ellos no pasa nada, eso sí, mucho mejor si elegimos aquellos que nos ofrecen bocadillos donde podemos elegir los ingredientes. Un bocata con productos sanos y conocidos es aceptable, siempre que lo complementemos con un yogur o algo de fruta.

Vía | Crecer Feliz
Foto | Practicopedia


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.