Comprueba que estás vacunada de la rubeola antes del embarazo

Comprueba que estás vacunada de la rubeola antes del embarazo

Escrito por: Belén    14 julio 2010     Sin comentarios     2 minutos

Demasiadas embarazadas dan negativo en el análisis de anticuerpos de rubeola. En unos casos porque no se les puso la vacuna de niñas y en otros porque dicha vacuna no fue lo suficientemente efectiva. Hasta 1980 no se introdujo la vacunación sistemática en España contra esta enfermedad y hasta 1985 no se superó el 80 por ciento de cobertura. Teóricamente en 1989 el 97 por ciento de las niñas habían sido vacunadas, pero la reducción ese año fue del 82 por ciento. Eso quiere decir que gran parte de las mujeres actuales en edad fértil no han sido vacunadas o no son resistentes frente a la rubeola.

Esta enfermedad es especialmente peligrosa para el feto en las primeras 8 semanas de gestación y a partir de la décimo octava el riesgo baja al mínimo. Si la madre contrae rubeola el bebé puede tener el síndrome de rubeola congénita (SRC) que ocasiona en distintos grados: retraso en el crecimiento, cardiopatía congénita, sordera, cataratas, somnolencia o irritabilidad, micorcefalia, convulsiones, erupción en la piel al nacer, entre otros, y daños neurológicos irreparables.

La única prevención posible durante el embarazo es no exponerse al contagio en las primeras semanas. Para las futuras mamás que trabajan con niños, es un motivo de baja laboral. La vacunación, a pesar de que no hay datos de SRC tras la vacuna, debe evitarse porque hay un 2 por ciento de riesgo de que el bebé enferme. Una vez nacido el bebé, se recomienda la vacunación casi inmediata de la madre.

La mejor forma de prevenir es comprobar que estás efectivamente vacunada contra la rubeola para que en caso contrario, puedas hacerlo antes de quedar embarazada. Se recomienda esperar tres meses tras la vacunación para intentar el embarazo. Siempre recomendamos una consulta previa al ginecólogo para comprobar que todo es correcto y que pueda darte algunas pautas, como el tomar ácido fólico y yodo unos meses antes de buscar al bebé. Pídele que te haga una analítica y así no tienes sorpresas desagradables una vez que tu pequeño esté creciendo dentro de tí.

Vía | Mapfre
Foto | Flickr-Andrés Rueda


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.