22 marzo 2010 Desarrollo, Noticias, Recién Nacido, Salud

Los bebés con deficiencias auditivas son propensos a tener problemas visuales
En las primeras semanas de vida de un recién nacido se le realiza una prueba para detectar problemas de audición. Tres de cada mil bebés nacen con hipoacusia y es lo que se busca con esta prueba. Sin embargo la vista no se les controla hasta mucho más adelante. Un equipo del Hospital de Niños Alfred I. duPont, en Wilmington, Delaware, ha demostrado con una investigación que a los pequeños con hipoacusia se les debería controlar también la vista.

El equipo del doctor Robert C. O’Reilly examinó a 77 bebés con hipoacusia congénita. A todos los niños se les realizaron exámenes visuales completos y estudios para detectar enfermedades genéticas que pudieran ser el origen de de los problemas de audición y visión. 25 bebés mostraron algún tipo de trastorno visual. De los 77 se separaron los 24 con síndromes genéticos asociados con estos problemas. Entre los restantes, uno de cada cuatro resultó tener pérdida visual y entre los 24 separados la mitad tenían graves problemas visuales y algún tipo de hipoacusia.

No se vió relación entre la gravedad de la hipoacusia y la coincidencia o no con problemas visuales. Entre estos los más comunes fueron la desviación del ojo y los desórdenes como la miopía y la hipermetropía. Casi todos ellos podían ser corregidos con cirugía o con gafas. Respecto a los problemas auditivos, todos pudieron ser tratados con audífonos o implantes cocleares.

El Dr. O’Reilly aclaró que los problemas visuales en estos pequeños podrían haber pasado inadvertidos si no se hubieran buscado, por lo que a los bebés a los que la audiometría les detecte algún problema de audición debería examinárseles la vista.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr- Quinn.Anya

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *