El estrés reduce las posibilidades de embarazo

El estrés reduce las posibilidades de embarazo

Escrito por: Belén    14 agosto 2010     Comentario     2 minutos

En alguna ocasión ya hemos hablado de la relación entre el estrés o la ansiedad con la dificultad para concebir. Estudios confirman que las mujeres relajadas tienen más posibilidades de éxito en la fertilización in vitro que las más preocupadas. Una investigación publicada en Fertility and Sterility confirma que hay una relación entre un marcador biológico del estrés, la alfa-amilasa y una reducción de las posibilidades de embarazo.

Se analizaron datos de los ciclos ovulatorios de 274 mujeres inglesas entre 18 y 40 años, que trataban de quedarse embarazadas. Se analizaron además los niveles de cortisol, la hormona del estrés y de la enzima alfa-amilasa. Con el primero no encontraron relación en la reducción de la fertilidad, sin embargo con la segunda, comprobaron que a mayor concentración, menos posibilidades de concebir. Las mujeres con los niveles más altos de esta enzima tenían un 12 por ciento menos de capacidad para quedar embarazadas en cada ciclo que aquellas con niveles inferiores.

Los autores señalan que los intentos fallidos por conseguir un embarazo aumentan los niveles de estrés y consecuentemente reducen las posibilidades. se desconoce el mecanismo por el que existe esta relación pero podría ser que el estrés disminuye el flujo sanguíneo y afecta a la elasticidad de las trompas. El problema principal es conseguir que estas mujeres se relajen. Para ello los investigadores apuntan a las técnicas naturales como la meditación, la biorretroalimentación, el yoga y el aumento del respaldo social, entre las que habría que estudiar.

Si estás buscando un bebé, procura no obsesionarte, si tiene que llegar lo hará y cuanto menos lo pienses mayores posibilidades tienes.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr-Super structure


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.