27 julio 2009 Embarazo, Nutrición, Salud

zanahorias para que a nuestro bebe no le falte vitamina A

Continuamente venimos hablando de la necesidad de que, durante el embarazo, debemos seguir una dieta alimentaria rica en nutrientes y vitaminas, que sea sana y equilibrada y que nos aporte energía suficiente para afrontar los cambios con mejor estado de salud y ánimo. Además sabemos que estamos alimentando a nuestro pequeño con los mejores productos de la naturaleza. Por eso, un componente muy importante para que todo esto se produzca es la vitamina A.

Esta vitamina se encuentra en muchos alimentos, sobre todo vegetales, pero hoy nos vamos centrar en las zanahorias que son una fuente importante de este nutriente. Además las podemos cocinar de mil formas y, por regla general, a los niños les encanta. Es, también, uno de los primeros alimentos que incluimos en su dieta cuando empezamos con el cambio a los sólidos.

Las zanahorias tienen fama de ayudar a la conservación de la visión y eso es debido a su alto contenido en vitamina A. Pero son muchos más los beneficios que podemos encontrar en esta vitamina y, por lo tanto, en el consumo de zanahorias:

  • Hace posible que las células que componen el sistema nervioso o del cerebro, maduren alcanzando la forma que han de tener definitivamente. Del mismo modo que sucede con las mucosas, la piel o el cabello.
  • De igual modo y, como ya hemos dicho, facilita el desarrollo de las células que controlan la visión, además previene problemas visuales como glaucoma, conjuntivitis, cataratas, etcétera.
  • Participa en la formación del sistema inmunitario, ayudando a fortalecer las mucosas, vías respiratorias, tracto digestivo… que es por donde se suelen ‘colar’ las infecciones.
  • Repara los tejidos infectados.
  • Favorece el crecimiento y buen desarrollo de todo el sistema óseo (huesos, dientes…)
  • Tiene una función antioxidante ya que previene el envejecimiento prematuro de las células.

Es decir que, darle de comer zanahorias a nuestro pequeño, está lleno de ventajas. Eso sí, siempre mejor crudas que cocinadas para que la vitamina A no se pierda durante la cocción.

Vía | Web del Bebé

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 julio 2009
  2. Receta: Dos postres con zanahoria 21 agosto 2009
  3. Relacionan el Alzheimer con la falta de vitamina A en el embarazo 30 enero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *