29 enero 2011 Nutrición

receta para niños: hamburguesa de garbanzos

Uno de los alimentos que más suele costar a los niños para asimilar en su dieta, son las legumbres. Por una extraña razón, al igual que sucede con las verduras, los pequeños intentan, por todos los medios, negarse a su ingestión (nada más tenemos que fijarnos en la antipatía que despiertan las lentejas entre el público infantil). Pero puesto que son totalmente necesarias, ya que poseen muchísimos nutrientes y son fuente de fibra y calcio, algún modo habremos de buscar para presentárselas en el plato y que se las coman tan ricamente.

Cuando todavía es muy pequeño, a fin de que no extrañe su textura, podemos hacerle un puré de garbanzos, de este modo nos vamos a asegurar que toma su buena dosis de legumbres. También las podemos preparar a modo de croquetas y hoy, a fin de aumentar el abanico de posibilidades, os vamos a presentar una nutritiva hamburguesa de garbanzos.

Ingredientes: 500 gramos de garbanzos en lata o bote escurridos y lavados, 1 cebolla picada, 2 cucharadas aceite de oliva, 3 apios picados, 1 manzana picada, 60 gramos de almendras, 1 huevo batido, pan rallado, sal y pimienta.

Modo de hacerlo:

  • Lo primero es conseguir con los garbanzos una pasta homogénea. Para ello los pondremos en un cuenco y, ayudándonos con el tenedor, los chafamos hasta que queden bien picaditos.
  • Ponemos aceite en una sartén e incorporamos la cebolla, añadiendo el apio, la manzana y las almendras (éstas deben estar muy bien picadas a fin de evitar atragantamientos). Condimentamos al gusto con sal y pimienta.
  • Una vez que la cebolla esté dorada, añadimos esta mezcla al puré de garbanzos y lo batimos bien.
  • Esta va a ser la base de la hamburguesa por lo tanto vamos a ir cogiendo pequeñas raciones y formando óvalos o círculos planos.
  • A continuación los pasaremos por huevo batido y, posteriormente, pan rallado. En una sartén las ponemos a freír.
  • Esta receta admite muchas variaciones, puedes añadirle carne picada, pescado u otro tipo de legumbres o verduras.
  • Luego sólo queda servírsela al niño, bien como una hamburguesa clásica con su pan, tomate y lechuga o en el plato acompañada de otros alimentos.

Vía | Cuidado Infantil

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *