22 enero 2011 Nutrición

receta para niños: croquetas de legumbres

Aunque no existe un consenso establecido sobre la introducción de las legumbres en la dieta de nuestro bebé, es entre los 9 y 12 meses cuando podemos ir ofreciéndole un menú más variado y en el que ya formen parte estos nutrientes. Si los cocinamos bien, primero en forma de puré para que la textura no les rompa un poco los esquemas, y se los ofrecemos de forma variada y junto a otros alimentos que les guste: carne, pescado, verdura… no tiene porque existir un rechazo hacia ellos. De todos modos, desgraciadamente, no siempre podemos ofrecérselos tantas veces como quisiéramos y su negativa a tomarlos es más frecuente de lo que se desea.

Entonces ¿qué debemos hacer en estos casos?… Imaginación al poder. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, aprender a comer es una tarea complicada pero vital para el desarrollo humano, mucho más con ciertos alimentos que, por su alto contenido en nutrientes y vitaminas, son necesarios para una dieta sana y equilibrada y, en esto, las legumbres, tienen mucho que aportar.

Esta divertida receta de croquetas realizadas con distintas legumbres seguro que le encanta a los más pequeños y, por supuesto, también a los mayores. Aquí os pongo una modalidad de realizarlas pero, según vuestro criterio y gustos personales, podéis cocinarlas con aquellos ingredientes que más se ajusten al paladar de la familia.

Ingredientes: lentejas, garbanzos, habichuelas blancas, zanahoria, patata, huevo, pan rallado y aceite.

Modo de hacerlo:

  • Ponemos a hervir en un cazo las legumbres y en otro distinto, la zanahoria y la patata.
  • Una vez ambas cosas estén bien cocidas las colocamos en un bol, todas juntas, y machacamos con el tenedor (no es conveniente triturarlas porque quedarían demasiado líquidas) y añadimos un poco de pan rallado para que queden con más consistencia. Mezclamos bien.
  • Amasamos unas bolas en forma de croqueta y las pasamos por huevo batido y pan rallado y nos disponemos a freírlas en una sartén con un poco de aceite. Al estar todos los ingredientes cocinados no es necesario que las mantengas demasiado en el fuego.
  • Según el niño vaya creciendo podemos incluir alguna especia suave, piñones o trocitos de jamón.

Vía | Charhadas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 enero 2011
  2. Receta para bebés: Crema de lentejas sin piel o naranjas 13 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *