27 abril 2010 Consejos, Nutrición

receta para niños pure de garbanzos

Por regla general, es a partir de los nueve meses cuando nuestro bebé ya empieza a tomar contacto con la legumbre seca y, de este modo, la incorpora en su menú diario. Lentejas, alubias o garbanzos, son las mejor aceptadas por nuestros niños y, además, les aportan una gran cantidad de nutrientes que van a ser esenciales en su desarrollo, tanto físico como intelectual. Son de esos alimentos que nunca deben faltar en la dieta equilibrada de nuestros niños.

El problema de la legumbre es que debemos llevar especial cuidado con su tamaño y su cocción para que nuestro pequeño la consuma con el menor riesgo, sobre todo con el atragantamiento. Por eso para iniciarles en el consumo de este alimento lo mejor es presentárselo en puré. El que aquí os ofrecemos es un puré básico al que, según nuestra imaginación o gusto de nuestro pequeño, podemos ir variando.

Ingredientes: 30 gramos de garbanzos cocidos, agua de la cocción o leche infantil.

Modo de hacerlo:

  • Podemos cocer los garbanzos secos después de haberlos puesto en remojo la noche anterior o, mucho más sencillo, comprarlos ya cocidos. En el mercado existe una gran variedad de tarros de garbanzos cocidos que resultan mucho más cómodos a la hora de elaborar la receta. Escurrimos los garbanzos y reservamos el caldo de la cocción.
  • Los garbanzos escurridos los pasamos por el pasapurés hasta conseguir una crema suave.
  • A este puré añadimos agua de la cocción hasta conseguir una textura suave y fácilmente digerible y agradable para el bebé. A fin de darle un sabor más cercano al paladar del niño podemos utilizar, en vez del agua de la cocción algo de la leche que nuestro pequeño toma a diario.

Vía | NaturPeques

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *