21 agosto 2010 Consejos, Embarazo

engordar lo justo durante el embarazo

La época el embarazo es el único momento en el que una mujer se permite la licencia de acumular kilos con total normalidad y sin que sintamos que nos estamos descuidando o sobrepasando con nuestra figura. Sobre todo los primeros meses, ávidas de mostrar al mundo nuestra incipiente barriguita, nos gusta que, sin necesidad de tener que mostrarlo con palabras, descubran por nuestro volumen que estamos siendo la vasija perfecta para una nueva vida. Pero excederse en los kilos puede traer serios problemas tanto para la madre como para el bebé.

El aumento de peso debe ser progresivo, así nos encontramos con que si ya padeces sobrepeso antes del embarazo seguramente no aumentarás de peso durante el primer trimestre, ganando 3 kilos durante el segundo y 4 más en el tercero. Si, por el contrario, estás en tu peso justo, lo habitual es ganar unos 500 gramos durante el primer trimestre, 4 kilos en el segundo y 5 kilos durante el tercero. Recuerda que si durante el primer trimestre aumentas de forma excesiva tu peso, luego aumentarás mucho más cuando el bebé empiece a crecer por lo que es ahí donde debes empezar a vigilar la báscula.

El aumento de peso durante el embarazo se produce debido al mayor tamaño de los senos, al líquido amniótico, al peso del bebé y la placenta… pero, cuando este aumento es excesivo puede ser debido a distintas causas, las más generalizadas son las siguientes:

  • Retención de líquidos. También llamado edema y que resulta especialmente visibles debido a la hinchazón de ciertas partes del cuerpo, especialmente los tobillos. Una forma de combatirlo es bebiendo mucha agua y limitando la ingesta de sal. En estos casos es importante consultar con el ginecólogo para que te oriente a fin de evitar males mayores.
  • Alimentación incorrecta. La idea de que estando embarazada hay que comer por dos es una fatal leyenda que puede traer muchos problemas añadidos. Es normal que durante los primeros meses tengas más apetito y tu estómago acepte alimentos más calóricos, pero eso no significa que basemos nuestra dieta en los excesos o menús ricos en grasas y azúcares. No debemos olvidar que aquellas mujeres que siguen una dieta sana durante el embarazo tienen bebés sanos mientras que las que centraron su alimentación en excesos o comida poco recomendable, presentan complicaciones tanto a la hora del parto como en la salud de su bebé.
  • Falta de actividad física. Si eres deportista y has dejado de practicar ejercicio al saber que estás embarazada, seguramente, vas a ganar mucho peso por eso lo mejor es bajar el ritmo de tus entrenamientos y, en el caso de que se trate de un deporte de riesgo, optar por otros que puedas realizar sin ningún peligro. Lo mejor es andar, nadar o la gimnasia de mantenimiento.

Vía | Crecer Feliz

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 agosto 2010
  2. Alimentarse bien, fuera de casa, estando embarazada 24 agosto 2010
  3. Anorexia en el embarazo 22 junio 2011
  4. Trucos para controlar el apetito en el embarazo 18 noviembre 2011
  5. Controla tu peso en el embarazo trimestre a trimestre 25 febrero 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *