23 septiembre 2009 Embarazo, Noticias

El ejercicio regular previene el peso excesivo del feto
El ejercicio durante el embarazo es recomendable para la madre, siempre que sea aeróbico de bajo impacto. Un estudio publicado en Obstetrics and Gynecology ha comprobado que el ejercicio, además, ayuda a prevenir el exceso de peso del bebé al nacer. Las mujeres que hacen ejercicio en los dos últimos trimestres, dos o tres días por semana, tienen un 28 por ciento menos de probabilidades de tener un bebé de más de 4 kilos.

La macrosomia fetal, el exceso de peso al nacer, es un riesgo para la madre y para el bebé. Aumenta las posibilidades de tener complicaciones durante el parto, de que se necesite una cesárea o de sufrir hemorragias post parto y que el bebé tenga baja puntuación en el test de Apgar. También se relaciona con mayor riesgo de obesidad en la edad adulta.

Los investigadores han comprobado que las embarazadas que ya eran madres anteriormente solo reducían las probabilidades de tener un bebé grande si bailan o participan en ejercicios aeróbicos, pero no al nadar o hacer ejercicio en el gimnasio. Los autores animan a hacer ejercicio durante el embarazo, evitando tener que tumbarse de espaldas, ya que puede restringirse el flujo sanguíneo para la madre y el feto. Tampoco recomiendan practicar deportes de contacto ni ninguno en el que haya riesgo de caer, como montar a caballo o en bicicleta. El pulso de la madre no debe superar durante el ejercicio los 120 latidos por minuto, para que el bebé no se vea privado de irrigación sanguínea.

Vía | Medline Plus
Foto | Life learning today

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El ejercicio hasta el final del embarazo no perjudica al feto 14 noviembre 2009
  2. Gimnasia efectiva, pero suave 25 junio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *