25 junio 2010 Embarazo, Salud

Cordocentesis: Punción del cordón umbilical durante el embarazo
La cordocentesis es una prueba diagnóstica que se hace en ocasiones en el embarazo, y consiste en obtener una muestra de sangre fetal a través de una punción en el cordón umbilical. La prueba se hace pinchando con una aguja muy fina en el abdomen de la madre hasta llegar a uno de los vasos del cordón. Para ello el médico se guía de los ultrasonidos, como cuando se realiza una amniocentesis. A la madre se le da un sedante para ralentizar los movimientos fetales y facilitar la extracción. El procedimiento dura entre 45 minutos y una hora.

Esta prueba se realiza durante el segundo trimestre de embarazo, a partir de la semana 17 o 18. Se hace cuando se sospecha que el bebé puede tener alguna anomalía cromosómica, genética o metabólica; anemia u otra enfermedad hematológica o una infección como toxoplasmosis o rubeola. Pero este procedimiento también puede servir para tratar al feto, administrándole algunas medicaciones o una transfusión.

La cordocentesis no está exenta de riesgo, por ello el ginecólogo la indicará cuando el beneficio de tener un diagnóstico temprano sea mayor que el riesgo para el feto. En un dos por ciento de las ocasiones puede provocar el trabajo de parto. El porcentaje varía mucho de unas clínicas a otras, dependiendo de la experiencia del profesional, ya que se trata de una técnica muy específica.

El médico extrae entre 3 y 5 milímetros de sangre que son enviadas a analizar. Los resultados suelen ser más rápidos que con la amniocentesis, algo que en ocasiones puede ser importantes si la decisión de los padres de continuar o no con el embarazo depende de ellos. No siempre se puede realizar esta prueba, está contraindicada por ejemplo en caso de hidramnios u oligohidramnios.

Más información | Clinica Dam

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 junio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *