5 febrero 2011 Embarazo, Parto, Salud

Casos especiales para programar una cesárea

A pesar de que todavía son muchas las embarazadas que, a fin de evitarse los temidos dolores del parto, prefieren que se les practique una cesárea, lo cierto es que poco a poco se van concienciando que, esta intervención es una operación quirúrgica con todos los riesgos que ello supone, tanto en el momento de la realización como para la posterior recuperación.

Pero en algunas ocasiones, esta intervención es completamente necesaria por motivos que pueden estar relacionados con la salud de la madre o del feto. Por lo tanto nuestro ginecólogo valorará el caso concreto, programando una cesárea que va a evitar posibles problemas graves en la integridad de ambos.

Los casos especiales, relacionados con la madre son:

  • Preeclampsia y eclampsia. Se caracteriza por una fuerte subida de la tensión arterial. Si la preeclampsia es leve, el doctor puede indicarnos reposo absoluto e intentar la inducción al parto. La eclampsia es un caso mucho más grave por lo que, ante el sufrimiento fetal, programará una cesárea.
  • Placenta previa. Si esta se encuentra tan baja que obstruye la salida del útero.
  • Enfermedades que imposibiliten el parto. Cardiopatías graves, infecciones genitales o VIH.
  • Útero con cicatrices previas, diabetes gestacional, pelvis demasiado estrecha y existencia de tumores en el canal del parto. Aunque algunos opinan que haber tenido dos o más cesáreas previas también es motivo, algunos expertos abogan porque este hecho no impide el parto vaginal.

Los casos especiales, relacionados con el bebé son:

  • Partos múltiples. En el caso de gemelos o mellizos, si uno de ellos está mal colocado. En trillizos siempre se realiza la cesárea.
  • Mala presentación del bebé. Si está situado transversalmente o si viene de nalgas. Primero se intentará colocarlo de manera adecuada para su salida, si no se consigue habrá que realizarla.
  • Macrosomía fetal. Es cuando el bebé presenta un tamaño y peso elevado, generalmente el mínimo para realizar la intervención es de 4 kilos y medio.

Vía | Crecer Feliz
Dibujo | Aorana

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • ELISABETH MERINO

    Tengo 30 años y estoy operada de otoesclerosis (estapedectomia). Sería conveniente programar una cesaria para evitar desprendimiento o movimiento de las protesis del oido?

    Muchas gracias por la información.

    • Nadia

      Hola Eli…quería consultarte que fue de tu experiencia ante el parto de tu bebé… La consulta fue porque estabas embarazada? Yo tengo 31 años y hace 8 que estoy operada de otoesclerosis (estapedectomía) de los dos oídos, a mi también algunos doctores me recomiendan la cesárea, pero estaría bueno saber si uno aprendiera a respirar y controlar la fuerza de puje sea posible tener el parto normal sin comprometer la zona de los oídos. Aguardos tus comentarios, gracias!!!

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 febrero 2011
  2. Contacto piel con piel con papá nada más nacer 27 marzo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *