11 noviembre 2009 Desarrollo, Lactancia, Nutrición, Salud

Amanantar a un bebé seis meses es incompatible con una baja laboral de cuatro

Como ya hemos recordado un montón de veces, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda mantener la lactancia materna exclusiva, a aquellas madres que puedan y que quieran, durante al menos los primeros seis meses de vida del recién nacido. A partir de esa fecha dicen que es beneficioso mantenerla hasta los dos años al tiempo que se complementa la dieta con otros alimentos.

Sin embargo, parece ser que el hecho de que en España existan sólo cuatro meses de baja por maternidad, provoca el abandono de la lactancia materna en esta fecha. Es decir, dos meses antes de lo que recomiendan los expertos en salud.

Así lo ha puesto de manifiesto el pediatra del Centro de Salud de Zuera (Zaragoza), Juan José Lasarte en la presentación del XXIII Congreso Aragonés de Atención Primaria que se celebrará los días 12, 13 y 14 próximos. Este pediatra asegura que las madres que pretenden seguir las recomendaciones de la OMS tienen que “hacer malabarismos” si al cuarto mes de su baja tienen que incorporarse de nuevo al ritmo laboral.

“La incorporación de la mujer al mercado laboral junto con la sociedad, la cultura y la manera de ver la crianza de nuestros hijos actuales dificultan a muchas madres dar el pecho”, indica. Se me viene a la memoria el caso de la eurodiputada holandesa que se llevó a su bebé a una sesión de votación en el Parlamento porque le tocaba la toma. Hecho que fue comentado en todos los Estados miembros.

Lo cierto es que en otros países del norte de Europa cuentan con unas bajas maternales extraordinarias, comparadas con España lo que ha llevado a muchas organizaciones a pedir el aumento de ésta en nuestro país. Petición que no parece haber calado muy hondo en los políticos españoles, sean del partido que sean.

Este experto, además de profesional de la salud infantil, es miembro del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría. Lasarte, en sus declaraciones señaló que cada vez se habla menos de los beneficios y más de los riesgos que puede conllevar el que el bebé no tome el pecho.

En este contexto, ha indicado que la incidencia del cáncer de mama y de ovario es más baja en las madres que amamantan a sus hijos. Asimismo, dijo que estas mujeres suelen tener menos probabilidades de fracturas por osteoporosis, sufrir menos sangrados después del parto y se recuperan antes que aquellas que no les dan el pecho a sus hijos.

Vía | ADN
Foto | Virtual Assistant 3.0

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 noviembre 2009
  2. Más del 75 por ciento de las mujeres paga un precio laboral por tener un hijo (I) 13 diciembre 2009
  3. Los permisos de lactancia en España son discriminatorios según la Unión Europea 30 septiembre 2010
  4. La maternidad de hoy y la de hace 30 años 5 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *