El intestino del bebé

El intestino del bebé

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    19 diciembre 2009     18 Comentarios     2 minutos

Apoco de nacer el bebé empieza a movilizar su intestino. Primero hace lo que se llama meconio, que es de color verde oscuro, casi negro y con algunos tonos marrones muy oscuros. Es pegajoso.

Así sigue haciéndolo por 24 ó 48 horas, para ir cambiando poco a poco. Es que pasadas estas primeras horas su vida, el pequeño empieza a comer. Es así como las materias fecales pasan a ser amarillo – marrón claro. A veces hasta con ‘grumitos’ como de ‘leche cortada’. Este color canela se mantiene mientras la alimentación continua siendo leche. Al pasar a otros alimentos, alrededor de los 3 meses de edad, las deposiciones vuelvan a cambiar y empiezan a parecerse a las de los adultos.

Con frecuencia los bebés suelen tener deposiciones verdosas, generalmente un poco más aguachentas que las comunes. La gente suele echarle la culpa a que el pequeño tomó frío. No. Estas variaciones son bastante repetidas y no deben alarmar si es que la próxima evacuación vuelve a ser normal.

Sólo deben preocupar si comienzan a ser una tras otra de ese color y cada vez más líquidos. Eso ya es un dilema y ojo con ella en un niño tan pequeño. Debe ir rápidamente al médico.

Entonces, resumiendo, a una evacuación verde en medio de muchas normales no le des demasiada importancia. Eso si, preocúpate si empieza una tras otra, líquidas y verdes.
Las materias fecales de un bebé que se alimenta a leche, sea de su madre, vaca o en polvo, deben ser tupo pasta. Como un puré. Si son muy líquidas o muy duras, tipo cabrita, ya dejan de ser normales y el médico de cabecera tendrá que intervenir.

Vía | Consejos Médicos – Borocotó


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.