Donación o almacenamiento de sangre del cordón

Donación o almacenamiento de sangre del cordón

Escrito por: Belén    17 enero 2009     4 Comentarios     3 minutos

Hoy en día, todos hemos oído hablar de la conservación y donación del cordón umbilical. En realidad se trata de la sangre placentaria, que contiene células madre, un tipo de células indiferenciadas, con la capacidad de dividirse indefinidamente y llegar a producir células especializadas. Es decir, podrían regenerar tejidos de distintos órganos de nuestro cuerpo.

Este es un campo relativamente nuevo y en plena investigación, pero ya hay más de 40 enfermedades que se tratan con células madre, entre ellas la leucemia. Hasta hace unos años tanto la placenta como el cordón umbilical se consideraban inútiles y se desechaban. Actualmente existe la opción de conservarlos.

España es el segundo país donante de cordón umbilical a nivel mundial. La donación se hace de manera altruísta, y consiste en recoger sangre de la placenta tras el parto y antes del alumbramiento de ésta. Es indoloro para la madre y no tiene ningún riesgo ni para ella, ni para el bebé. Por ahora, sólo puede hacerse en algunos hospitales públicos de Madrid, Barcelona, Málaga, Galicia, Valencia y Tenerife.

Si estaís interesados en la donación, podeís pedir información en el hospital que os correponda para dar a luz, la madre tendrá que firmar un consentimiento, y todo el proceso se hace de forma anónima. En la comunidad de Madrid podeís ampliar información en el 012.

La otra opción es la conservación de la sangre para uso autólogo, es decir para uso propio. En España no hay ningún banco de sangre autorizado, por el momento, para conservar la sangre del cordón con este fin, y cuando los haya, estarán sujetos a la ley, que entre otras permitirá que las unidades almacenadas en esos centros queden a disposición del Registro Español de donantes de médula ósea y puedan ser utilizadas para tratar a cualquier paciente que necesite un transplante de sangre de cordón umbilical. Existen bancos privados fuera de España, en los que puedes almacenar el cordón de tu bebé, cumpliendo unos requisitos de los que te informarán en tu maternidad.

En caso de que tu hijo necesitara un transplante por leucemia o enfermedad congénita, no le serviría la sangre de su propio cordón, puesto que las células guardadas serían portadoras del mismo defecto genético responsable de su enfermedad. Habría que buscar la compatibilidad entre los cordones donados por terceros. El especialista puede recomendar la donación dirigida, es decir conservar el cordón para algún miembro de la misma familia con una determinada enfermedad. Esto se hará en bancos públicos con las mismas garantías que la donación a terceros.

Si alguien necesita un transplante de células, el Registro español de donantes de médula ósea, se encarga de buscar unidades compatibles a nivel internacional.

Más información | Generalitat Valenciana


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.