Diálogo tónico: beneficios de esta comunicación con el bebé

Diálogo tónico: beneficios de esta comunicación con el bebé

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    8 septiembre 2020     2 minutos

La comunicación entre madre e hijo va más allá de las palabras como muestra esta forma de diálogo que potencia el entendimiento en esta etapa de la vida

La comunicación es inherente al ser humano. De hecho, es imposible que una persona no comunique nada con su presencia, ya que siempre ofrece información de sí misma. La belleza de la comunicación es visible en su máxima expresión en el gran milagro de la vida. Cuando nace un bebé se produce una interacción a través del contacto piel con piel. Es decir, incluso cuando el niño no expresa ninguna palabra, sí transmite un mensaje mediante el lenguaje del cuerpo.

El diálogo tónico hace referencia, por tanto, a esta vinculación. Esta cercanía emocional se hace presente en múltiples momentos de la rutina del niño durante la etapa inicial de su vida: en la lactancia materna, al abrazarle, al cantarle una nana, al cambiarle el pañal o jugar con él. Es decir, existe una rutina compartida en la vida familiar en donde el encuentro con el bebé crea un horizonte de conversación.

Qué es el diálogo tónico con el bebé

No solo expresas el amor hacia tu hijo mediante el afecto de tus palabras, sino también a través de tu tono de voz. El bebé no contesta con palabras a aquello que tú le dices, sin embargo, sí responde a los estímulos externos que percibe del entorno. Por tanto, existe una comunicación que tú puedes potenciar de forma consciente en la rutina.

Existen distintas necesidades esenciales que conviene atender para impulsar el bienestar infantil. Y el amor es un alimento de su felicidad. Por ello, es tan importante que nutras al niño con esta fuente de afecto. El diálogo tónico tiene un importante trasfondo emocional. En este vínculo afectivo no solo existe comunicación, sino también entendimiento. Por ejemplo, a través del lenguaje corporal, observas si el bebé está tranquilo o, por el contrario, se encuentra en un estado emocional distinto.

Existen diferentes ingredientes que propician este diálogo tónico con el bebé: las miradas, las caricias, la presencia, el masaje, los susurros, los gestos, el lenguaje facial… El nombre de esta forma de diálogo hace referencia al tono muscular de quienes experimentan esta vivencia.

Que Es El Dialogo Tonico

Beneficios de esta comunicación con el bebé

En primer lugar, a través de esta interacción, el bebé siente tu presencia y tu cercanía. Y este hecho le aporta seguridad porque tú eres una fuente de referencia para él. Este proceso de acompañamiento atiende las necesidades que el niño tiene en esta etapa de la vida. Esta satisfacción aporta bienestar. No solo tú observas a tu hijo, sino que él también es sensible a tu propio estado emocional.

Mediante la comunicación tónica también estimulas las habilidades comunicativas en el niño en esta etapa tan temprana de la vida. En conclusión, este contacto hace posible el encuentro emocional con el bebé.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.