17 agosto 2012 Consejos

Intentar que no haya estres
Uno de los momentos más tensos para una mujer embarazada es la previa al parto. Los nervios que deben florecer en esos momentos finales la pueden llegar a trasladar a un estado de ansiedad poco conveniente. Pero siempre se puede llegar preparado para evitarlo.

No sólo pueden afectar al estado emocional de la propia madre sino al desarrollo gestacional del feto. La relajación se convierte en primordial para no llegar a tener problemas durante el parto. Aprender a tranquilizarse para controlar la situación es muy importante y existen técnicas para conseguirlo.

Las técnicas de relajación permiten a la mujer embarazada conseguir ese equilibrio emocional necesario para superar el momento del parto. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda utilizar estas técnicas no sólo durante el momento del parto, sino también durante el período de desarrollo de embarazo.

Gracias a ellas, la embarazada puede reducir las molestias, la tensión y el cansancio que produce el momento del parto. Junto a los ejercicios de respiración que se imparten en los cursos de preparación al parto, se incluyen los conocimientos sobre estas técnicas de relajación. La idea es conseguir que lo que se transmite con las técnicas, sea recordado en el momento de dar a luz y llevarlo a la práctica para conseguir el mayor nivel de relajación posible. Todo esto, complementado con una continuación en casa.

En un próximo post, describiremos las diferentes técnicas que se pueden aprender para superar esos momentos tensos del parto. Hasta entonces, tranquilidad amigas y futuras mamás.

Vía | consumer.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *