4 febrero 2012 Consejos, Salud

No hay relación entre el huevo y la triple vírica
Ante el aumento de casos de algunas enfermedades en todo el mundo, sobre todo de sarampión, se ha recomendado el adelanto de la vacuna triple vírica (sarampión, rubeola y parotiditis) a los 12 meses de edad. Esto ha supuesto una nueva preocupación en algunos padres, que el Comité Asesor de Vacunas de la AEP ha desmentido.

Aunque aún no se haya introducido el huevo en la dieta del bebé, este puede ser vacunado con seguridad de la triple vírica. El temor está causado porque la vacuna es cultivada en células (fibroblastos) de embriones de pollo. Muchos padres piensan que si su hijo fuera alérgico al huevo podría enfermar y por tanto prefieren esperar a que haya sido introducido en su dieta. Pero las vacunas sólo contienen trazas de proteínas residuales relacionadas con el huevo. La cantidad presente en la vacuna es de un nanogramo de proteína de huevo por dosis, una millonésima parte de miligramo.

La posible reacción por causa del huevo está completamente desmentida, por tanto no hay nada que temer. Las alergias graves con las que se ha relacionado esta vacuna fueron debidas a alergia a otros componentes de la vacuna, en especial a la gelatina contenida en los preparados.

Debemos recordar también que la relación entre la triple vírica y el autismo está totalmente descartada. Se trató de una estafa de un médico que falseó pruebas y pagó por falsos testimonios.

Vía | Vacunas AEP
Foto | Flickr-Antífama

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *