18 abril 2009 Consejos, Nutrición, Salud

bebé llorando

Ya hablamos anteriormente del estreñimiento en nuestros pequeños. Hay que tener en cuenta que puede ser una dolencia pasajera o convertirse en un mal crónico que puede reportar muchos inconvenientes en su salud. Por eso debe ser siempre vigilado y diagnosticado por su pediatra.

Sabemos que los cambios en la alimentación suelen traer distintos periodos de adaptación en los que nuestro organismo sufre algunos retrasos. Pero, desde bien pequeños, debemos acostumbrar a nuestros niños a que disfruten de una nutrición variada, rica en fibras a fin de evitar el tan molesto estreñimiento.

La mayoría de niños sienten un rechazo innato por las verduras por eso, en alguna ocasión, os hemos ofrecido recetas fáciles y apetitosas que ayuda a la ingestión de este beneficioso alimento. Es importante, además, que empleemos la imaginación, podemos cortarlas con formas distintas, haciendo dibujos o esconderlas, bien picadas, dentro de un rollito de carne o fiambre. Si nuestro niño siente hambre entre las comidas, lo mejor es ofrecerle un trozo apio o zanahoria crudo, además podemos aliñarlo para que le resulte más apetitoso.

Los pequeños que no suelen comer verdura sí comen fruta. Muchos tipos de ellas son muy eficaces para evitar el estreñimiento, ahí tenemos las manzanas, las peras y los melocotones; en cambio debemos evitar los plátanos y los purés de manzanas, ya que son astringentes.

Es importante ofrecerles mucha agua, sobre todo si estamos introduciéndole una dieta más rica en fibra, ya que los líquidos ayudan a dar volumen a la fibra dentro del intestino y por lo tanto a hacer las heces más blandas y fáciles de eliminar.

Observa si hay algún alimento en especial que puede provocarle esa situación a tu niño. Ten en cuenta que el exceso de productos lácteos suele producir estreñimiento. Como ya comentamos, en otra ocasión, hay en el mercado leches especiales que pueden ayudarte durante esta etapa.

Fuente | “Remedios caseros para niños” – Asesor: Dr. José Luis Vaquero (Ediciones Pirámide)

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. La fibra, necesaria en la dieta del bebé 20 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *