El pescado en la alimentación del bebé

El pescado en la alimentación del bebé

Escrito por: Sacra    4 abril 2011     2 Comentarios     2 minutos

Ya hemos visto como para que nuestro bebé crezca de forma sana y desarrolle, perfectamente, todas sus cualidades físicas y psíquicas, necesita de una adecuada alimentación en la que no falte ninguno de los nutrientes necesarios. Así, desde su nacimiento y, de forma paulatina, iremos ofreciéndole nuevos sabores y alimentos que lleguen a completar todo el abanico nutricional que necesita. Y dentro de él, aunque a menudo el más olvidado, está el pescado.

Aunque, como todo, será el pediatra el que marque el momento de empezar a introducirlo en su dieta, generalmente, empezamos entre los seis u ocho meses a ofrecerle pequeñas cantidades de pescado blanco. Para el pescado azul, debido a su alto contenido en grasas y sabor más fuerte, esperaremos hasta cumplir el año.

A pesar de sus innumerables aportes vitamínicos, este alimento suele ser el menos apreciado por los menús familiares. Esto puede ser debido a que necesitamos algo más de tiempo para su elaboración, no debemos olvidar que hay que limpiarlo con esmero a fin de que no se nos cuele ninguna espina que pueda dañar al bebé. Por eso podemos recurrir al pescado congelado: filetes de merluza, bacalao o dorada, pueden ser estupendas opciones que nos libren de un susto con las espinas, además de asegurarnos que mantienen todas sus propiedades con la máxima garantía sanitaria.

En un principio podemos ofrecérselo cocido, junto a sus primeras verduras, en puré. Más adelante, cuando empiece el proceso de masticación, en pequeños trocitos, también hervido, a la plancha o en papillote, por ejemplo. Para niños más mayores, la fritura de pescado suele tener mucho éxito.

Otra de los motivos por el que se suele rechazar, es por su sabor insípido, por ello es importante poner nuestras armas imaginativas en marcha para ofrecerle divertidos platos en los que el pescado sea el protagonista. Hay que tener en cuenta que, en una dieta equilibrada, el consumo de pescado debe ser de, al menos, cuatro o cinco veces por semana.

Fuente | “La alimentación infantil” – Assumpta Miralpeix (Plaza & Janés, 2002)
Foto | Canisport


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.