En el coche, el niño en su sillita

En el coche, el niño en su sillita

Escrito por: Belén    2 febrero 2009     10 Comentarios     2 minutos

La física dice que en un accidente a 50km/h, es decir a la velocidad que se debe circular en ciudad, un bebé de 20 kilos sin el sistema de retención adecuado, podría impactar con el parabrisas con una fuerza equivalente a 500kg. Yo no conozco a ningún padre con unos brazos que puedan detener semejante peso.

Aún así, en las ciudades es normal ver niños que circulan sin el sistema de retención, en brazos de un adulto, utilizando el cinturón directamente, con los cierres de su sillita sin ajustar o simplemente sin ninguna sujección. Según el Race, los sistemas de retención infantil pueden reducir en un 75 por ciento, las lesiones de tu hijo en caso de frenazo brusco o impacto.

A la hora de comprar una silla, fíjate en que tenga la etiqueta de homologación, que no tenga desperfectos y ten en cuenta la talla y el peso del niño. Una silla demasiado grande o demasiado pequeña puede provocar un mal funcionamiento. Sigue las instrucciones del fabricante a la hora de anclar la silla en tu coche y presta atención al recorrido del arnés o del cinturón sobre el cuerpo del niño. Nunca debe ir por encima del cuello y no debe tener holguras.

Los niños pueden ser muy estresantes en el coche, es cierto, y no les suele gustar ir atados, pero debemos mentalizarnos y armarnos de paciencia, por su seguridad. Puedes tener preparada su música favorita, llevar algún juguete o un libro que le distraíga y si vas acompañado, la otra persona puede viajar en el asiento de atrás.

Si esto no nos convence, a lo mejor lo hacen los 300 euros de multa y los 3 puntos que nos retirarán cuando nos pillen.

Más información | Race


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.