El dibujo, la primera manifestación artística de nuestro bebé

El dibujo, la primera manifestación artística de nuestro bebé

Escrito por: Sacra    30 agosto 2009     5 Comentarios     2 minutos

El dibujo es, para los niños, una forma de expresión incluso anterior a la propia comunicación verbal. A través de sus trazos vamos a poder comprobar lo que están sintiendo en ese momento y su vinculación y adaptación en el mundo que le rodea. Es su primera manifestación artística y, aunque parezca que sólo son rayas incoherentes y sin sentido, la libre elección de los colores y las formas manifestadas pueden dar mucha información de lo que habita en el subconsciente de nuestro pequeño.

En un principio nuestro pequeño va a hacer garabatos, rayas que no corresponden a un orden espacial ni a una imagen definida. Más tarde ya pasará a seguir ciertos pasos a fin de establecer un esquema, más o menos, definido. Por eso es vital y necesario, no sólo respetar esta afición en nuestro niño si no, además, fomentarla y estimularla. La creatividad en los pequeños es una vía de escape y su autoafirmación como seres individuales y únicos.

Cuanto antes empiece tu bebé empezará a desarrollar ciertas habilidades muy necesarias para su óptimo desarrollo: confianza en sí mismo, la expresión libre de sus sensaciones y sentimientos, comunicación consigo mismo y con los demás y una formación adecuada de su personalidad con la importancia de la madurez psicológica.

Es sobre la edad de dos años cuando se despierta su interés por los colores, las formas y todo aquello que, además de novedoso, le supone un medio de expresión. Le gusta ver moverse su mano siguiendo un ritual de colores a su libre elección. Es sobre los treinta meses cuando los garabatos empiezan a tomar forma, incluso ya va coordinando sus movimientos y el manejo del lápiz se hace más preciso. Si antes de esa edad lo que primaba era el descubrimiento y la exploración antes de la comprensión, ahora el niño otorga significados a cada uno de sus trazos, así te explica que, ese cuadrado puede resultar ser la puerta de la guardería o la cara de la abuela.

Vía | Cuidado Infantil


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.