Descubre los principios de la parentalidad positiva

Descubre los principios de la parentalidad positiva

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    20 agosto 2020     3 minutos

La parentalidad positiva recuerda la importancia que tiene la educación en el seno de la familia como entorno de referencia para un menor que recibe seguridad

La educación y la crianza ofrecen un horizonte de felicidad a las familias cuando este acompañamiento se afianza sobre la base de una parentalidad positiva. Un concepto que pone de manifiesto la importancia de escuchar y atender las necesidades del niño. Esta labor también implica una gran responsabilidad dada la influencia que tiene la familia en el desarrollo afectivo y emocional del menor. Por ello, padres y madres también disponen de distintos recursos y herramientas para reforzar su autoridad positiva y tomar decisiones.

La familia es una fuente de referencia para el niño. Y, en este espacio de intimidad, también se pone de manifiesto la esencia social de sus protagonistas. Padres e hijos establecen vínculos cercanos que evolucionan con el tiempo a través de la experiencia, el conocimiento mutuo, la libertad, el reconocimiento y las demostraciones de afecto.

Educar desde el respeto y la asertividad

Esta educación se basa en el respeto y en la asertividad, también, durante la resolución de un conflicto. En la parentalidad positiva sí existen límites que educan y ayudan a los niños por la referencia práctica que aportan las normas en la experiencia. Sin embargo, no utiliza el castigo como forma de corrección. Sí existe un término que resulta fundamental en este compromiso con la educación: la inteligencia emocional. Para abrir el corazón como padre o madre, es necesario observar más allá de las palabras, entender la diferencia entre oír y escuchar, atender la emoción del niño y alimentar la empatía.

El amor que sustenta la parentalidad positiva no está condicionado al comportamiento infantil, sino que es incondicional. De este modo, el niño percibe esta cercanía emocional en cualquier momento. La parentalidad positiva describe la gran aventura de acompañar a un ser que es tan importante para ti pero que, a su vez, es alguien diferente a ti.

Por ello, es especialmente importante romper con posibles patrones familiares limitantes que conectan con el mensaje que tú recibiste en tu infancia por parte de tus padres. Tal vez son ideas que ya no te resultan útiles en este momento de tu vida. Son patrones que se mantienen a partir del efecto de la repetición que produce la costumbre, pero que pueden superarse con la reflexión consciente.

Parentalidad Positiva

Cómo influye la familia en el bienestar del niño

La parentalidad positiva implica, por tanto, una gran responsabilidad. Pero este concepto no describe una meta final sino un aprendizaje constante. Es decir, este ejercicio de superación parte de la decisión consciente de quien desea ser su mejor versión como padre o madre. Sin embargo, esta atención a las necesidades del niño no pone en un segundo plano la búsqueda del propio bienestar.

Existe una relación importante entre cómo te sientes tú y cómo se encuentra tu hijo. Conviene reforzar el esquema “yo estoy bien-tú estás bien”. A su vez, es posible establecer un paralelismo entre la situación en la que se encuentra la familia y cómo influye esta cuestión en el menor.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.