Beneficios de la validación emocional en la educación infantil

Beneficios de la validación emocional en la educación infantil

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    7 noviembre 2020     3 minutos

Es importante validar las emociones del bebé y dar espacio a la expresión emocional para potenciar su desarrollo afectivo en un entorno seguro y de confianza

A veces, el lenguaje cotidiano tiende a etiquetar algunas emociones y sentimientos como negativos cuando, en realidad, tienen una función positiva. La rabia, el enfado, los celos y la tristeza expresan un estado de ánimo que es validado desde la comprensión y la empatía. Existe una respuesta que parte de la buena intención de padres y madres que quieren evitar cualquier signo de malestar en su hijo: la sobreprotección.

El deseo de minimizar la importancia de aquello que ocurre al niño es una respuesta posible en este contexto. Sin embargo, lo verdaderamente importante es practicar la validación emocional. Es decir, es importante dar espacio a la emoción y entender que el niño tiene derecho a sentirse de este modo.


Beneficios De La Validacion Emocional

Acompañar las emociones del bebé con cercanía

La comprensión, la aceptación y el acompañamiento que parte de la presencia consciente propicia la expresión de una emoción que es escuchada por parte del padre y la madre. No solo es importante propiciar esta expresión emocional, sino también conviene comprender que las personas reacciones de diferentes formas ante situaciones similares. A través de esta escucha de las emociones, también conoces más a tu hijo y le acompañas en su proceso de crecimiento con un apego seguro.

¿Cuáles son los beneficios de la validación emocional en la infancia? Esta comunicación fortalece el vínculo con el bebé. A través de este acompañamiento también ayudas a tu hijo a regular su emoción. Y esta confianza nutre la autoestima infantil.

Autovalidacion Emocional

La autovalidación emocional

Conviene puntualizar que este aprendizaje no solo es esencial en la crianza para educar al bebé desde la inteligencia emocional. Este aprendizaje también es valioso en la maternidad y en la paternidad a través de la autovalidación emocional. En un momento de nuevas responsabilidades y cambios, no solo puedes sentirte alegre y feliz, sino también cansado, desbordado o preocupado en otros momentos.

Las creencias que tenemos en torno a cómo nos sentimos pueden propiciar la negación de una emoción como ocurre cuando juzgamos de manera negativa un estado de ánimo. Así sucede si creemos que no debemos sentirnos de ese modo y nos culpamos por ello. Cuando analizamos una emoción desde la expectativa de cómo deberíamos sentirnos, nos distanciamos de la realidad en lugar de conectar con el aquí y el ahora.

La práctica de la autovalidación emocional es un aprendizaje necesario para, también, acompañar las emociones del niño con amor, paciencia y empatía. ¿Qué ocurre cuando se niega un sentimiento o una emoción de forma recurrente? Tiende a silenciarse, a ocultarse y a reprimirse. Pero eso no significa que la emoción desaparezca o deje de existir de manera definitiva. El universo interior es extenso en matices. Y esta expresión propicia la introspección en los adultos.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.