Baja por maternidad

Baja por maternidad

Escrito por: Belén    6 febrero 2009     18 Comentarios     2 minutos

En España, la baja por maternidad es de 16 semanas. Hace unos meses, se lanzó en la Comisión Europea, una propuesta para ampliarla a 18 meses. En Europa no hay unanimidad por el momento, y el permiso varía de las 14 semanas en Alemania a las 28 de Eslovaquia, que además son ampliables a 52.

La propuesta incluye que los derechos sean los mismos para trabajadoras por cuenta ajena o autónomas, lo cual ya sucede en España. Tambien quieren que se mantenga el sueldo durante la baja y que no se pueda despedir a la mujer nada más reincorporarse. Intentan mejorar la conciliación familiar y laboral, la igualdad entre sexos y favorecer la lactancia materna.

En internet hay una iniciativa solicitando que la baja sea de 24 semanas. Entre los argumentos para esta solicitud, está el seguir las recomendaciones de la OMS en cuanto a la duración de la lactancia, la reducción del gasto sanitario y el absentismo laboral. Los bebés en las guarderías suelen tener varios episodios anuales de infecciones de vías altas, lo que implica visitar al pediatra, tratarle con medicación y faltar al trabajo o buscar alguien que le cuide.

En mi opinión personal, no todo consiste en una baja más o menos prolongada. Pienso que debería ser de 52 semanas y que se debería favorecer el trabajo desde casa. Creo que vemos como normal algo que no lo es. Un bebé de 4 meses no tendría que levantarse a las 7 de la mañana y estar con extraños hasta las 5 de la tarde, en los mejores casos. Los abuelos por mucho que quieran a sus nietos, no deberían ser los encargados de su cuidado y educación. Han llegado a un momento de su vida en que por fin están libres de obligaciones laborales y familiares, y les cargamos con nuestros hijos.

Algo no funciona cuando el sueldo de uno de los padres se va en guardería y alguien que cuide al bebé cuando está malito. No es que no quieran a sus hijos, es que da miedo perder el puesto de trabajo o las posibilidades de mejora por pedir una excedencia o un permiso de empleo y sueldo.

Hay muchos trabajos, la mayoría de los de oficina, que pueden realizarse a distancia. Para el empleador significa una reducción de costes y para el empleado la posibilidad de conciliar de verdad, su vida laboral y familiar.
El ejemplo que han dado algunas mujeres con cargos públicos ultimamente, no ayuda en nada. Cuando dicen que se han reincorporado antes del final de la baja, no nos cuentan si tienen a su bebé con una nani en el despacho de al lado. Tampoco cuentan que sentimientos tienen por haberlo hecho. Como trabajador todo el mundo es sustituible, como madre o padre, no lo creo.

Vía | Alerta Jurídica


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.