21 marzo 2014 Noticias, Nutrición, Salud

vitamina a y sistema inmunologico

Cada vez son más los estudios que se realizan para determinar los problemas que presentan los bebés, a lo largo de su crecimiento, y que tienen una relación directa con su desarrollo en el útero materno. Más allá de posibles complicaciones que puedan presentarse a lo largo de la gestación, o de la herencia genética que ofrezcamos a nuestro hijo, los hábitos alimenticios juegan un papel extremadamente importante en su futura salud. Es así como lo demuestran las últimas investigaciones que nos hablan de abocarlos a la diabetes, problemas con los huesos e, incluso, a trastornos mentales.

A todos estos estudios, que se centran en la alimentación de la mujer embarazada, se une otro reciente realizado en Portugal y que nos habla de la relación entre la vitamina A y el sistema inmunológico del bebé. Una escasez de este elemento puede provocar que nuestro niño sufra futuras infecciones a lo largo de su vida.

Este trabajo científico, que se ha llevado a cabo en el Instituto de Medicina Molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Lisboa, y en conjunto con investigadores de Holanda y Estados Unidos, ha demostrado que la falta de vitamina A durante el embarazo tiene graves consecuencias en los bebés, que arrastrarán un sistema inmunológico poco desarrollado, por lo que el acoso de las infecciones, a lo largo de toda su vida, es mucho mayor que en el resto de los niños.

Con esto se vuelve a demostrar la importancia de una buena alimentación durante la gestación. No olvidemos que el bebé desarrolla todos sus órganos y sistema inmunitario desde el primer segundo de existencia en el vientre materno, por lo que todo lo que reciba de ella tiene una influencia directa e irreversible.

Pero también han advertido que el exceso de vitamina A puede tener graves consecuencias: problemas óseos o alteraciones en el sistema nervioso, son algunos de ellos. Los alimentos que más vitamina A contienen son: la zanahoria, las verduras de hojas verdes, el albaricoque, la col y el melón amarillo, entre otros muchos. Así que, como siempre decimos, lo mejor es llevar una dieta equilibrada sin excesos, pero sin carencias.

Vía | ABC
Foto | Terapia Global

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 marzo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *