13 octubre 2010 Consejos, Lactancia, Salud

Superado el cáncer de mama, la lactancia materna es segura
Un pequeño estudio concluye que una vez superado el cáncer de mama, dar el pecho al bebé es seguro y beneficioso para madre e hijo. Siempre que sea posible fisicamente y que el tratamiento haya terminado, ya que durante el mismo está totalmente desaconsejado. Se pensaba que la lactancia podía provocar alteraciones hormonales que podrían derivar en una recaída, pero no es cierto, según Juan Guerra, jefe de servicio de Oncología del Hospital Universitario de Fuenlabrada.

El estudio del que hablamos lo ha realizado el doctor Hatem Azim, investigador del Instituto Jules Bordet de Bruselas. Con su equipo analizó datos de 20 mujeres que habían sido madres tras un tratamiento contra el cáncer de mama. La mitad de ellas amamantó a sus bebés y la otra mitad no. Tras cuatro años de seguimiento hubo dos recaídas, una en cada grupo. Según los autores esto demuestra que “el acto de amamantar no parece tener efectos perjudiciales en relación al cáncer de mama”. El equipo reconoce que la muestra es pequeña, aunque el resultado coincide con un estudio anterior. Pero, recuerdan que no es posible tener muestras más amplias en estos casos.

El equipo constató que la mitad de las madres que no daban el pecho seguían el consejo de su médico y explican que “Es una pena que ellas se pierdan esta experiencia y los pequeños los innumerables beneficios de la leche materna por un miedo sin fundamento. Desaconsejar a las supervivientes de cáncer de mama que se queden embarazadas o amamanten a sus bebés sigue siendo injustificado y no hay evidencias científicas que lo apoyen. Hablan en casos en que la mama no haya resultado dañada por el cáncer o el tratamiento, claro.

Los autores quieren recalcar que siempre que sea posible, la lactancia materna para estas mujeres es especialmente beneficiosa para su recuperación porque a los beneficios físicos se añaden los psicológicos.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Triuyoung

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • mariate

    Me alegro que se trate este tema. Todas tenemos que saber que haber pasado un cancer no supone perder la ilusión de ser madre. Hace 8 años me operaron de un cancer bilateral con tumorectomia ampliada, es decir no perdí toda la mama aunque sí varias partes. Pregunté a mi oncologo por la posibilidad de ser madre y me dijo que si en los 2 meses que me quedaban para empezar el tratamiento me quedaba embarazada sería ,posiblemente, mi unica oportunidad. Tuve suerte : faltaban 5 dias para ir a consulta cuando lo supimos ¡Estaba embarazada! Tuve a mi niña que se llamó Alba ( La primera luz después de la oscuridad) Aunque tenia estos “defectillos ” en mis mamas deciros que le pude dar el pecho durante 4 años. Nadie creia que fuera posible, pero mi peque buscó el cómo hacerlo y se hizo el milagro. !Tened fé e intentadlo que os aseguro que se puede y es de las cosas más hermosas de la vida!

  • Mariate, gracias por compartir tu experiencia y enhorabuena por haber logrado tantas cosas. Un saludo.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *