4 noviembre 2011 Embarazo, Noticias, Salud

primera operación intrauterina que utiliza este método

La espina bífida por desgracia afecta a uno de cada 1000 bebés nacidos en todo el mundo. Como muchas ya sabreís, una manera para evitar esta malformación en el bebé es tomar ácido fólico como mínimo tres meses antes de quedarte embarazada. Una vez se consigue el embarazo también te aconsejarán que sigas tomándolo durante tres meses más. Cuando en el feto no se cierra por completo la columna vertebral y la médula espinal se produce espina bífida. Debido a esto puede producirse una fuga del líquido cefaloraquidio.

Por suerte, siempre hay científicos buscando nuevos tratamientos para reparar esta malformación. En el hospital Vall d’Hebron de Barcelona se ha realizado la primera operación intrauterina a nivel mundial de un feto con espina bífida aplicándole un parche. La operación consistió en la fijación de un parche compuesto por colágeno y elastina en la zona expuesta de la columna. Para llegar al feto se tuvo que realizar una incisión en el vientre de la madre. La intervención se produjo en la semana 24 de gestación.

Esta intervención pretende mejorar la calidad de vida del bebé. Según los responsables médicos de la operación gracias a la intervención la niña podrá caminar, minorará el deterioro congnitivo producido por la hidrocefália y puede que aumente la capacidad de controlar los esfínteres. El bebé nació en la semana 32 de gestación y aunque tendrá que tener un seguimiento médico de por vida, los médicos han señalado que su situación es mucho mejor que si no hubiese sido operada.

Los padres de la niña, decidieron apostar por la vida de su bebé aún sabiendo el riesgo que corrían madre e hija en la operación y las dificultades que tendrán que pasar debido a la enfermedad de la niña. Sin embargo, Ampar Cuixart, coordinadora de la Unidad de Espina Bífida del Vall d’Hebron comenta que actualmente la mayor parte de los padres optan por una interrupción del embarazo al conocer que el feto tiene esta malformación.

Anteriormente ya se habían realizado este tipo de operaciones intrauterinas para prevenir las secuelas de la espina bífida, una de ellas se hizo hace poco en Sevilla. Pero lo novedoso en este caso es el método de reparación mediante el parche. Por supuesto, no será la última novedad puesto que ya se está investigando con células madre para poder revertir la malformación aplicándolas en el momento de fijar el parche. Esperemos que todos estos avances no tarden en llegar y así conseguir que los niños afectados cada vez tengan menos secuelas.

Vía | La vanguardia
Foto | Clínica Dam

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *