24 junio 2009 Consejos, Desarrollo, Opinión, Padres y madres

bebe - padres

Solo uno de cada cuatro padres y una de cada dos madres creen que dedican a sus hijos bastante tiempo y atención. Esto lo demuestra un estudio que se realizó hace poco tiempo en España.

Es cierto que, a veces, es difícil encontrar momentos para estar con los chicos.

La razón es que la edad infantil suele estar aparejada con una etapa en la que muchos padres están haciendo un gran esfuerzo para situarse en su profesión.

Pero un problema aun más grave que la falta de tiempo es desconocer la importancia que tiene para los chicos la atención que se les dedica. Para sentir realmente el amor, deben recibir muestras concretas de él. Una de estas muestras es el tiempo que los padres comparten con ellos.

Si lo que creemos es que debemos dedicarles el tiempo que nos sobre encontraremos que el tiempo es ninguno, y en el mejor de los casos, muy poco.

Acompañarlos no es una actividad menos importante que otras, como darles de comer, vestirlos. Y es tan importante que la madre le dedique el tiempo como que lo haga también el padre.

La interacción intelectual y afectiva con el adulto es la victima más potente para lograr un buen desarrollo intelectual y emocional de nuestro hijo. Y cuando en la relación no se ha dedicado el tiempo suficiente es muy difícil recuperarlo cuando el niño entre en la adolescencia. Debes tener presente que los años de la niñez pasan rápido, son muy valiosos y no vuelven.

Pero ten en cuenta que tampoco debes caer en el otro extremo, ya que los niños necesitan también jugar solos o con niños de su edad. Tienen que disfrutar de tiempo para ellos tener sus propias experiencias y ser capaces de desarrollar su individualidad.

Encontrar el equilibrio, en este y en otros ámbitos de la educación, es difícil. Hay que estar sin agobiarlos, acompañar sin hacernos omnipresentes.

Fuente | Ser Padres Hoy

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Leire

    hola, me llamo leire ya se que la escolarizacion no es obligatoria hasta los 6 años pero tengo un pequeño dilema que no se si estoy haciendo bien o estoy haciendo mal. Le he matriculado a mi niña de 3 años y medio en la escuela y despues de intentarlo durante 2 meses la niña me dice que no quiere ir, que opinais de sacarla y dejarlo para intenarlo el año que viene? un saludo

  • Belén

    Leire, supongo que lo has hecho, pero lo primero es hablar con su profesor/a e intentar entre las dos conocer el motivo por el que la niña no quiere ir. Así podrás valorar si realmente es un sufrimiento para ella o si es otra cosa, no le gusta madrugar, no se adapta al ritmo de la clase, algún niño le incordia, etc.
    Cada niño tiene su propio ritmo, aunque es cierto que en dos meses tendría que haber empezado al menos a adaptarse.
    Hablar es fácil, ver a tu niña a disgusto es muy duro. Supongo que le hablas de lo interesante que es el cole, de lo mayor que es, celebras las cosas que aprende (aunque las haga regular), etc. No se si has tenido otro bebé y pueden ser mimos.
    Me pongo en tu lugar y si la niña lo está pasando mal creo que yo lo aplazaría, pero después de hablar con la profe e intentar ver cual es el problema.
    Suerte y ya nos contarás que decides. Un saludo

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *