5 marzo 2009 Consejos, Desarrollo, Educación, Padres y madres

niño mordiendo

Morder es una conducta, más o menos, común en niños de uno a tres años. Que lo hagan de vez en cuando es normal en su desarrollo, pero si persiste puede ser causa de preocupación tanto para los padres como los educadores. El niño que muerde acaba siendo aislado por sus propios compañeros por lo que pueden surgir muchos más problemas a consecuencia de una conducta no controlada.

Los motivos pueden ser muchos. Ya cuando son bebés, utilizan su boca porque es la parte más desarrollada de su cuerpo. Con ella aprenden a explorar todo un mundo de novedades que gira a su alrededor, actúan por impulsos y desconocen el dolor ajeno. Pero para un niño de entre 1 y 3 años la situación cambia. A esta edad se incorpora a su vida el entorno social, si su lenguaje es precario o no puede expresarse bien, una forma de llamar la atención o hacerse respetar es morder. Otros, en cambio, lo hacen cuando se sienten en un ambiente ajeno o si están estresados o, simplemente, por imitación.

Cuando entran en la edad preescolar, los mordiscos dejan de ser frecuentes por lo que si el niño persiste en ellos hay que actuar con rapidez pero también con calma. Un niño de más de 3 años que sigue mordiendo refleja que tiene problemas de comportamiento y emocionales. Para solucionar este comportamiento es imprescindible que tanto padres como educadores intervengan de una forma coordenada y coherente. Hay que hacerle saber que la violencia nunca es tolerable y no imitar su comportamiento haciéndole sentir el dolor que él causa en los demás. Hay que tratar de cambiar este comportamiento a la vez que se mantiene una actitud positiva hacia él.

La mejor forma de reprenderle es por medio de la palabra. Hay que actuar con firmeza pero sin violencia y con mucha calma. Hablarle mirándole a los ojos y explicarle que su amigo ha sentido dolor con su gesto. Tratar de que le pida perdón y tenerlo aislado del grupo durante unos minutos para que él pueda asimilar su acción. Y, por supuesto, elogiarle cada vez que tenga un buen comportamiento. No hay que olvidar nunca que el lenguaje y la comprensión son fundamentales para el buen desarrollo anímico de nuestros hijos.

Vía | Con mis hijos

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • ERIKA

    ME GUSTARIA SABER SI ALGUIEN SABE ,PORQUE HAY NINOS QUE TODO SE LO TIENEN Q METER A LA BOCA, MI HIJO TIENE 3 ANOS Y SIGUE METIENDOSE TODO EN LA BOCA Y LO MUERDE O CHUPA

  • Sacra

    Erika: hasta los 3 años, más o menos, es normal que muerdan objetos ya que encuentran cierto alivio para su desarrollo dental. A partir de esa edad es cuando debes vigilar y corregir esa costumbre que, quizás, se haya convertido en vicio. Con esta edad ya te entiende así que lo mejor será que le expliques lo malo y peligroso que es llevarse cosas a la boca. Tenerlo siempre vigilado y corregirle cada vez que lo veas con la intención. De todos modos, no está de más, que lo consultes con tu pediatra.
    Un saludo.

Enlaces y trackbacks

  1. Expulsar de la guardería a un bebé de quince meses, ¿es lo mejor? 10 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *