10 enero 2010 Desarrollo, Noticias, Recién Nacido, Salud

mozart una gran ayuda para los bebes prematuros

Según un estudio realizado por la universidad de Tel Aviv, la música de Mozart ayuda a los bebés nacidos de forma prematura a ganar peso rápidamente, recuperándose de forma más sana y placentera. Al parecer, las melodías repetitivas del compositor propician una relajación en el bebé que le impide gastar calorías y, por lo tanto, engordar más deprisa. Este estudio está enmarcado en un proyecto internacional dirigido por el consorcio NIDCAP, con base en Estados Unidos, cuyo objetivo es crear un conjunto de prácticas estándar para mejorar la salud y el bienestar de los neonatos.

Después de media hora escuchando a Mozart, los científicos midieron los efectos fisiológicos que había provocado en los neonatos. Lo primero que se constata, sin lugar a dudas, es del estado de calma en el que los bebés entran bajo los efectos de su música, de este modo su gasto energético es mínimo, lo que propicia una forma natural y sana de ganar peso, algo que resulta prioritario en los primeros días de vida de los bebés prematuros que, de este modo, resultan menos susceptibles a contraer enfermedades, haciendo que el organismo madure su sistema inmunitario.

Hasta ahora ya se conocían otras técnicas para ayudar a los bebés prematuros a mejorar y acelerar el proceso de maduración que no pudieron cumplir dentro del vientre materno, de este modo también conocemos que la estimulación táctil o la luz ambiental también pueden ser factores que ayuden al bebé. Por eso, una vez descubierto el importante efecto que produce Mozart en los pequeños, la universidad israelí pretende seguir investigando con otro tipo de músicas: rap, pop, étnica u otro tipo de compositores clásicos.

De igual modo se acogen a ese otro estudio realizado por la universidad de Netanyá, también en Israel, donde indican que los bebés prematuros reaccionan muy positivamente ante las canciones cantadas por una mujer. Es decir que, la música es beneficiosa y si es en directo, muchísimo más.

De hecho no es la primera vez que se experimenta con el mundo de los sonidos para aliviar a nuestros niños. En una ocasión anterior ya hablamos sobre los efectos que la música tiene en el alivio de los dolores durante los procesos médicos en los recién nacidos aunque, en aquella ocasión, se necesitaban ampliar los estudios sobre estos beneficios que, de momento, lanzaba resultados poco fiables.

Después de habernos aconsejado escuchar a Mozart durante el embarazo ya que su efecto relajante ayuda a la estimulación del feto, continuaremos con él una vez nacido. Al final este genio musical va a ser como los grandes gurús de la medicina que todo lo cura y todo lo alivia.

Vía | Tendencias 21

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Escuchar a Mozart no hace que el bebé sea más inteligente 6 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *