15 junio 2012 Recién Nacido

Nino nacido por cesarea
Estudios demuestran que los test realizados a recién nacidos mediante cesárea para la comprobación auditiva de los mismos, pueden dar lugar a pensar que es menor con respecto a los que nacen vía vaginal, teniendo los primeros una audición perfectamente normal.

Los problemas se detectan al realizar estos test en los dos primeros días de vida del bebé. Las conclusiones pueden dar lugar a pensar en problemas de audición que realmente no existen.

El motivo principal por el que se produce este desfase de resultados podría venir derivados del líquido que acumulan en el oído medio los bebés. Este líquido es expulsado por el recién nacido cuando atraviesan el canal del parto, mientras que al nacer por cesárea, este último paso se evita, manteniendo este líquido en el oído algunos días más.

En un hospital de Israel, se realizaron pruebas a más de 1.600 recién nacidos. En los dos primeros días de vida, los resultados fueron que el 21% de los bebés nacidos por cesárea dieron algún problema en las pruebas auditivas, con respecto al 7% de los nacidos por vía vaginal.

Pasados unos días, se pudo comprobar que se reducía el porcentaje en la cesárea hasta el 8% y en los partos normales al 1%, para, finalmente, al realizar últimas pruebas después de algunos días más, comprobar que todos superaban los test.

Se recomienda, por parte de los facultativos, esperar a realizar estas pruebas. La norma habitual es acometerlas antes de dar el alta al bebé, lo cual se realiza en los dos primeros días después del parto. Es conveniente dejar pasar un tiempo prudencial para no sacar erróneas conclusiones y que los padres no se planteen la posibilidad de que su hijo tenga algún problema de tipo auditivo.

Vía | terra

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 junio 2012
  2. Correcta higiene de los oídos 6 junio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *