28 abril 2010 Consejos, Desarrollo, Salud

Los bebés no deben heredar los zapatos del hermano
Cuando se tiene un segundo hijo, es normal que los padres empiecen a sacar todos los artículos que utilizaron con el primer bebé con el fin de hacer una selección de aquello que se puede utilizar con el nuevo bebé. En este sentido, la mayoría de la ropa que está en buen estado, así como los zapatos suelen ser las cosas que más uso se les da con el segundo niño.

Sin embargo, reutilizar los zapatos que usó el primer hijo es un error que podría traerle algún problemilla a la nueva incorporación familiar. Y es que no es lo mismo volver a utilizar un jersey que unas botas. Es cierto que muchas veces podemos pensar que están como nuevos y que es una pena desecharlos, pero eso es lo que aconsejan los expertos. Que cada bebé tenga sus propios zapatos y que los del mayor no pasen al pequeño.

La explicación es sencilla. El calzado se adapta a los pies del pequeño que aún se están desarrollando por lo que ponerle unos zapatos que ya han sido utilizados pueden estar deformados por algún lado e impedir un crecimiento normal del pie. Los huesos de los pies tardan bastante tiempo en terminar de formarse. De hecho, hasta los 10 ó 12 años no termina de osificarse el talón.

Ese es el motivo por el que recomiendan que no se hereden los zapatos del hermano mayor. No es menos cierto que hasta que no empiezan a andar, los zapatitos o patucos que les ponemos a los bebés no suelen deformarse y pueden reutilizarse sin ningún problema. Pero cuando ya empiezan a echar sus primeros pasos es el momento de comprar sus primeros zapatos. Recordad que es importante elegirlos bien.

A partir de ahí, el niño tendrá que utilizar su calzado propio en función del crecimiento de su pie, su desarrollo motor a la hora de andar y su edad. Para los que ya son unos terremotos podéis encontrar, incluso, zapatos inteligentes.

Vía | Ser Padres
Foto | penmachine en Flickr

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *