17 febrero 2012 Noticias

un acto de amor

Existen muchos actos que en el mundo se hacen por amor, el que hoy te contaremos es uno de ellos. Nos referiremos a una mujer que adelantó 15 días el nacimiento de su hijo para permitir que el marido, con una enfermedad terminal, pueda ver a su hija.

Según lo que señaló la esposa ‘lloró y parecía muy triste’ durante los 45 minutos en los que pudo ver a su pequeña llamada Savannah. Esto sucedió en Dallas (Estados Unidos) cuando la joven Diane Aulger (de 31 años de edad) junto con su grupo de médicos decidió adelantar el nacimiento de su hija 15 días antes de lo previsto para que su marido, Mark Aulger, tuviera la capacidad de conocer a la pequeña antes de morir.

Mark estaba enfermo de cáncer de colon desde el pasado mes de abril, lamentablemente ni la quimioterapia ni los tratamientos quirúrgicos funcionaron, con el paso del tiempo el cuadro empeoró sumándole una fibrosis pulmonar. El pasado 15 de enero la pareja fue comunicada que ya había entrado en la etapa terminal.

Ante esta situación la esposa averiguó cuanto tiempo de vida tenia el marido, como respuesta obtuvo que no más de una semana. Entonces decidió adelantar el parto para que su papá pudiera tener en brazos a su pequeña hija por lo menos algunos minutos. Minutos que seguramente fueron los más importantes en su vida. Mark murió unos días después del parto.

Un conmovedor acto de amor que nos lleva a reflexionar la importancia que a veces le damos a los pequeños momentos y como tan solo 45 minutos en la vida de una persona puede llegar a cambiarla.

Vía | La Vanguardia
Foto | Flickr – Sarihuella

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *