3 septiembre 2016 Consejos, Nutrición

2016 año internacional legumbres

Hace algunos meses nos hacíamos eco de la gran noticia de que el año 2016 había sido declarado, según la Asamblea de las Naciones Unidas, como el Año Internacional de las Legumbres. Celebrar la exaltación de los alimentos es, siempre, una buena noticia, sobre todo cuando están tan ricos y son tan beneficiosos para nuestra salud, y en especial, para la de los niños.

A partir de los nueve meses, más o menos, tu pediatra te aconsejará que introduzcas en su dieta algunas legumbres. La forma de preparación, la combinación con otros alimentos y nuestra paciencia, serán fundamentales para que nuestro peque se inicie en la aventura de estos sabrosísimos nutrientes que le acompañarán toda su vida. Si no sabes cómo hacerlo, aquí te dejo algunos consejos que, seguro, no te fallarán.

  • Hummus con otras legumbres. El hummus es un plato muy preciado y cuya base son los garbanzos. Lo podemos extender en el pan, tomarlo como aperitivo, como acompañamiento para el pescado o la carne… Su textura es muy suave y a los niños les encanta, pero también puedes hacer hummus con otras legumbres cocidas: lentejas, alubias, frijoles…
  • Hamburguesas y albóndigas de legumbres. Si decimos hamburguesa lo primero que nos viene a la cabeza es la carne. Pues debes saber que puedes fabricar tus propias hamburguesas caseras con legumbres cocidas, incluso mezcladas con un poquito de carne o pescado. Además te pueden ayudar, y divertirse en la cocina, mientras amasan y les dan la forma.
  • Legumbres

  • Jugar con los platos de legumbres. Ya sabemos que lo que entra por la vista suele ser mucho más agradable al paladar. Así que nos puede venir estupendamente preparar un plato dándole formas divertidas. Caras sonrientes, animales, paisajes… si utilizamos varios tipos de legumbres, incluso, le damos hasta color.
  • Agregar legumbres invisibles a sus sopas y salsas preferidas. Las legumbres cocidas y trituradas nos pueden ayudar a espesar ciertos caldos y salsas, además de darles un toque especial y un sabor estupendo. Los niños no las verán, así que te evitarás ciertos comentarios y disgustos añadidos, y, por el contrario, te quedarás muy tranquila sabiendo que están bien alimentados.

Fotos | El mundo de Br-1 y Ecoagricultor

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *