El tacto vaginal y sus riesgos

El tacto vaginal y sus riesgos

Escrito por: Sacra    8 febrero 2011     Comentario     2 minutos

El tacto vaginal es un examen común y habitual practicado a las mujeres gestantes y que se encuentran a pocos días de dar a luz. El ginecólogo introduce sus dedos índice y medio en la vagina para palpar las paredes pélvicas y, de este modo, conocer la consistencia, longitud y apertura del cuello uterino, así mismo también la posición del bebé.

Aunque lo más habitual es realizarlo en la fase final del embarazo, siempre puede llevarse a cabo con anterioridad en el caso de que se presenten algunos problemas y el médico así lo crea oportuno. La más habitual es ante los riesgos de infecciones vaginales que pueden desembocar en complicaciones mucho más serias, llegando incluso al aborto espontáneo o al parto prematuro.

Al tratarse de una prueba que implica ciertos riesgos, no todos los facultativos la realizan a no ser que sea absolutamente necesario. No en vano, la Organización Mundial de la Salud desestima esta práctica al principio de la gestación, siendo sólo admitida cuatro horas antes de iniciarse el parto. Además, muchas mujeres, reaccionan de forma adversa ante esta prueba que consideran, de algún modo, una invasión a su privacidad, por lo tanto, a fin de evitar estados de ansiedad y angustia, debe realizarse siempre con el consentimiento de la embarazada, que estará informada en todo momento de los resultados de la prueba.

Es totalmente desaconsejable si se ha roto la bolsa amniótica y sigue en esta situación a lo largo de 12 o 18 horas, practicarlo entonces eleva el riesgo de contraer severas infecciones. Las bacterias que habitan la vagina pasarían, de este modo, al interior del útero, infectando la placenta y las membranas que recubren al bebé. Tampoco tiene ya mucho sentido llevarlo a cabo cuando la mujer se encuentra de parto, es decir, con contracciones regulares, ya que la información no nos sirve para adelantarnos al hecho que ya está ocurriendo.

Vía | El embarazo
Foto | Noticias Médicas


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.