Qué son los pensamientos intrusivos en la maternidad

Qué son los pensamientos intrusivos en la maternidad

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    8 octubre 2021     3 minutos

Los pensamientos intrusivos, en ocasiones, alteran la tranquilidad de padres y madres que se preocupan de forma habitual por el bienestar del bebé

El bienestar personal puede verse claramente alterado por ideas que irrumpen de forma repentina y que producen una señal de alarma. Los pensamientos intrusivos, como indica el concepto, se manifiestan de forma inmediata e involuntaria. Y, con frecuencia, se muestran de forma repetida.

Por ejemplo, una persona que experimenta una preocupación recurrente puede identificar una idea que le roba la paz con mucha frecuencia. Anotar por escrito los pensamientos intrusivos es un ejercicio terapéutico para contextualizar esa información en un diario. Una de las etapas de la vida en la que la persona puede experimentar este factor es durante la maternidad.


Como Relativizar Pensamientos Intrusivos En La Maternidad

Pensamientos repetitivos que tienen un tono de preocupación

En ese momento, el objeto de los pensamientos obsesivos gira en torno al bienestar del niño y la inquietud de que pueda ocurrirle algo. Los pensamientos intrusivos pueden llegar a contemplar las posibilidades más remotas, por ello, producen un peso en el ánimo. Añaden un toque de dramatismo a la interpretación de la realidad porque suelen estar acompañados por la visualización de consecuencias dolorosas.

¿Cómo relativizar esa información y ponerla en su contexto? Por ejemplo, conviene establecer una diferenciación entre un hecho posible y un suceso probable. Algunos de los pensamientos intrusivos giran en torno a una posibilidad que, aunque puede producirse a nivel potencial, es poco probable que finalmente se materialice.

En ocasiones, estos miedos también ponen el foco en una misma. Por ejemplo, la persona puede inquietarse ante la posibilidad de cometer un error que pueda producir alguna repercusión en el niño. En otras ocasiones, estos pensamientos se contextualizan en el marco de la depresión postparto. Irrumpen en el diálogo interior de quien siente que su autoconfianza se debilita. El deseo de querer reducir a cero ese tipo de pensamiento produce el efecto contrario al deseado, ya que la atención se centra en aquello que se quiere evitar.

Cuando Pedir Ayuda Profesional

Cuándo pedir ayuda profesional para tratar los pensamientos intrusivos durante la maternidad

Los pensamientos intrusivos anticipan un futuro que no ha llegado todavía. Sin embargo, producen una preocupación y emociones desagradables que la persona experimenta como si realmente se estuviese produciendo el motivo de la inquietud. Es importante que la persona no se identifique con sus pensamientos.

En ocasiones, la persona juzga como negativo el contenido de esas ideas y, en consecuencia, silencia cómo se siente. Quizá experimente culpa o vergüenza. Dichos pensamientos pueden llegar a intensificarse en un periodo de estrés. Todo ser humano experimenta ideas de este tipo en alguna ocasión. Sin embargo, cuando se producen con mucha frecuencia, es importante pedir ayuda especializada. Algunos pensamientos se contextualizan en un periodo de cambio y, en consecuencia, tienen una función adaptativa.

De hecho, desde un punto de vista positivo, pueden incrementar el nivel de atención en la realización de algunas tareas. ¿Pero qué ocurre cuando algunos pensamientos que se repiten de forma frecuente alteran de forma significativa la rutina diaria de la persona? En ese caso, es importante pedir ayuda especializada. Y, además, es mejor no esperar hasta ese momento para dar el paso de buscar el apoyo de un experto en psicología.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.