Protege a los niños de las picaduras de los insectos

Protege a los niños de las picaduras de los insectos

Escrito por: Sacra    25 mayo 2009     3 Comentarios     2 minutos

Se acerca el verano y, con él, el buen tiempo así que pasamos muchas más horas del día en el jardín, en el campo o en la playa. La curiosidad de nuestros niños, más allá de la pura casualidad o de la caprichosa anécdota, los lleva a meter sus manos en los hormigueros, a revolcarse en la hierba o a buscar entre la maleza pequeños animales que, no siempre, responden con la amabilidad deseada.

Salvo que el bebé sea alérgico a algún tipo de picadura en concreto, por regla general, no tiene que reportar ningún peligro. Eso sí, el susto inicial, el picor y el leve hinchazón no se lo va a quitar nadie, con cual debemos estar preparados para una explosión de llanto que será, más o menos intensa, dependiendo de lo supceptible que sea nuestro pequeño.

Hay pequeños trucos que podemos aplicar a fin de evitar que se produzcan las picaduras:

  • Los insectos acuden a los colores llamativos, por lo tanto lo mejor es vestir a nuestro pequeño con ropa de colores discretos.
  • Si el tiempo lo permite, lo ideal es llevar partes del cuerpo tapadas. Calcetines, mangas largas y pantalones. Así dejaremos menos zonas abiertas a las picaduras.
  • Si vamos a estar al aire libre debemos evitar utilizar jabones, lociones o colonias que tengan un olor fuerte. Estas fragancias intensas atráen, todavía más, a los insectos.
  • Si aplicamos una loción repelente, evitar ponerle en la boca, los ojos y las heridas. Pero si, además se trata de un bebé, no aplicarle en las manos o pies, ya que pueden llevárselos a la boca.
  • En el tema de los repelentes, consultar siempre con el pediatra o el farmaceútico para que sea, específico, para niños. Los hay que contienen algún tipo de sustancia química que puede ser perjudicial. Mejor utilizar aquellas que se hacen con productos naturales, aunque el efecto sea menos duradero y tengamos que aplicarlo más veces. De todos modos, al llegar a casa, debemos darles un buen baño para eliminar cualquier resto del producto que quede en su piel.
  • Si viajamos en coche tendremos que asegurarnos que no hay ningún insecto dentro y viajaremos con las ventanillas cerradas.

Si aparece algún síntoma extraño puede que nuestro pequeño sea alérgico a un determinado tipo de picadura, por eso lo mejor será llevarlo, urgentemente al médico.

Vía | Ser Padres


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.