Pautas de crianza: ¿Qué son y qué beneficios aportan?

Pautas de crianza: ¿Qué son y qué beneficios aportan?

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    23 agosto 2021     3 minutos

La realidad de cada familia es totalmente única, por ello, las pautas de crianza son versátiles y tienen en cuenta la esencia de lo concreto

Hay un mensaje universal que se repite en el ámbito coloquial: no existe un manual de instrucciones que enseñe cómo ser un buen padre.

Pero eso no significa que cuando un ser humano inicia una nueva etapa parte desde cero, incluso cuando tiene su primer hijo. Las pautas de crianza hacen referencia a los diferentes modelos parentales existentes que ofrecen una referencia práctica a los progenitores.


Pautas De Crianza

Qué son las pautas de crianza

Una pauta de crianza no añade, por tanto, una selección de recomendaciones universales que son aplicables en todos los casos, sino una información que cada familia puede adaptar a sus propias circunstancias. En realidad, las pautas de crianza se establecen en pareja, cuando el proyecto de familia se asume desde la perspectiva de una responsabilidad compartida. En ese caso, es importante negociar, llegar a acuerdos, identificar los valores esenciales que se quieren transmitir al niño, establecer un orden de prioridades y concretar límites.

Las pautas de crianza sirven de orientación para padres y madres, pero no hacen referencia a estructuras rígidas. Dichas orientaciones son flexibles porque existen múltiples variables que intervienen en una situación. Necesidades del niño, estilo de vida familiar, circunstancias o recursos. Puede que un consejo que resulte muy práctico para otro padre de otro niño no sea el que más te ayude a ti en este momento.

Para Que Sirven Pautas De Crianza

Para qué sirven las pautas de crianza

Las pautas de crianza fortalecen al niño en su proceso de crecimiento. Son indicaciones claras, sencillas y expuestas de forma afectuosa. La familia acompaña al niño a lo largo de la aventura del crecimiento desde un punto de vista holístico. Y las pautas de crianza aportan bienestar y seguridad, no solo al peque, sino también al adulto. Padres y madres encuentran una dirección en medio de las dificultades que pueden surgir en el día a día.

Es decir, las pautas aportan un hilo conductor que es clave para tomar decisiones, implementar mejoras y reflexionar sobre el proceso. La persona puede apoyarse en esos principios para desarrollar su papel con amor y amabilidad. Las pautas de crianza asumidas de forma libre refuerzan la coherencia entre el plano de la palabra y el obrar.

Son los adultos quienes se comprometen con la aplicación práctica de las pautas adoptadas por ambos. De este modo, la vida familiar no avanza desde la improvisación continua, sino que existe una planificación previa que se contextualiza en la creación de un proyecto de vida en común. Las pautas de crianza influyen en el desarrollo infantil y en la forma en la que el peque observa la realidad.

Por otra parte, también nutren la autoestima infantil cuando las normas y principios tienen en cuenta las necesidades del menor. De este modo, la familia adquieren una rutina que está estructurada por hábitos positivos. Las pautas de crianza son clave para establecer una relación feliz con los niños. No se negocian con el hijo, sino que son los adultos quienes tienen la responsabilidad de concretar este aspecto de la vida en el hogar.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.