Cómo definir los objetivos de tu proyecto de vida familiar

Cómo definir los objetivos de tu proyecto de vida familiar

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    15 octubre 2020     3 minutos

Cuando una pareja tiene un bebé, tiene un proyecto de vida en común, por ello, conviene reflexionar en torno a las metas compartidas en este camino vital

Un proyecto de vida familiar puede ayudarte a hacer un balance positivo cuando, pasado un periodo de tiempo, pongas en su contexto los logros alcanzados y aquellas expectativas que habías planificado. Esta programación aporta una dirección a seguir. Una dirección que alcanza aspectos tan importantes de la vida en el hogar como los valores educativos, la conciliación, la economía, la organización del tiempo

Un proyecto de vida familiar compartido es una invitación para dialogar en torno a las metas comunes que aportan sentido a la rutina diaria. Este guion de vida familiar no es estático, ya que las circunstancias externas también pueden plantear cambios en el horizonte. Pero el propósito de este plan es que, más allá de aquello que sucede, cada familia construya su felicidad de forma consciente. No existe la posibilidad de construir un plan realista si los objetivos marcados resultan inviables, poco probables o demasiado genéricos. ¿Cómo definir los objetivos de un proyecto de vida familiar?

1. Pocas metas pero muy relevantes

Cada objetivo presente en este proyecto, requiere de tiempo de dedicación. Por ello, teniendo en cuenta este factor temporal, delimita cuáles son aquellos objetivos que, verdaderamente, son una inspiración para ti y tus seres queridos.

2. Elabora un análisis de prioridades

Más allá de la urgencia que ofrece el día a día en la realización de distintas tareas, conviene encontrar la pausa deseada para deliberar en torno a cómo te gustaría recordar este capítulo cuando pasado el tiempo revivas este periodo en tu memoria. Un proyecto de vida puede ayudarte a poner una atención especial en lo trascendente, es decir, en aquello que permanece porque va más allá del instante.

Este análisis de prioridades puede estar en relación con los valores que te gustaría transmitir a tu hijo a través del ejemplo del proyecto de vida elegido.

3. Contextualiza las metas familiares en el calendario

Existe una razón fundamental para dotar al cumplimiento de un propósito de un plazo de tiempo aproximado: darle un carácter de realidad. De lo contrario, aquello que queda en el plano del deseo constante, no alcanza el horizonte práctico de la rutina cotidiana.

4. Comunicación sincera

En un proyecto de vida familiar es importante potenciar la realización personal de los protagonistas. Pero, además de ello, conviene reflexionar con sinceridad en torno a la aventura de la vida en común. Realizar un proyecto en equipo es una invitación para tratar temas importantes en lugar de dar por supuesta una interpretación personal.

Proyecto De Vida En Familia

5. Un proyecto familiar a corto y a medio plazo

A veces, no es fácil definir un horizonte lejano cuando el presente más inmediato está lleno de cambios. Cuando una pareja tiene un bebé, experimenta un periodo de transformación. La flexibilidad y la creatividad existencial refuerzan la adaptación ante los cambios. Sin embargo, sí es posible dotar a la rutina de una dirección concreta que pone el punto de atención en un periodo de tiempo más próximo.

En un proyecto de vida familiar existen diferentes áreas: profesión, economía, vida social, educación, crianza, vivienda… Los objetivos asociados a cada ámbito deben guardar una coherencia entre sí para que resulten verdaderamente viables.

Por tanto, si prefieres no definir objetivos a largo plazo, elige otras metas más inmediatas.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.