Padres que disfrutan del embarazo

Padres que disfrutan del embarazo

Escrito por: Sacra    29 agosto 2012     13 Comentarios     2 minutos

Es importante que el papá se involucre en el embarazo para crear un ambiente de armonía en torno a la vida del bebé

Afortunadamente cada día son más los papás que disfrutan de la gestación casi tanto como las propias madres. Ya se va desterrando, poco a poco, la arcaica idea de que el embarazo es solo cuestión de mujeres y que poco o nada pueden hacer o sentir los hombres al respecto. Casi todas las tareas que giran en torno a la próxima llegada del bebé, han sido dejadas en manos de ellas que deciden todos los detalles de esa próxima vida que ya va creciendo en su interior. Pero ¿por qué perderse esa explosión de pura naturaleza en un proyecto común de dos?

Si tu chico es de los que aún se resisten a compartir contigo toda esta magia, aquí te dejo algunos consejos que pueden ayudarte y ayudarle a vivir esta experiencia que, como todas las más grandes, son irrepetibles.

Si sois primerizos, podéis compraros un libro o una guía para leer y consultar aquellas dudas que os vayan surgiendo y, además, ir consultando como va creciendo vuestro bebé semana a semana. Además, debes hacerle partícipe de todas tus sensaciones, incluso aunque te parezcan de lo más absurdas. Anímale a que te acaricie el vientre, a que le hable o le cante al bebé y, en cuanto empieces a notar sus movimientos, hazle que ponga la mano para que sienta sus patadas. Eso les ayuda a saber que dentro de ese gran globo, que es tu barriga, hay algo vivo que lleva su sangre.

Id juntos de compras. La habitación del bebé, con su nuevo mobiliario, quizás necesite de manos hábiles para el montaje, y nada mejor que el papá para montar la cuna, la bañera o las lejas para sus juguetes. La ropa, los accesorios o pañales para sus primeros días, también pueden ser elegidos entre los dos.

Por supuesto es, casi indispensable, que te acompañe a las visitas al ginecólogo y, a ser posible, a las clases de preparación al parto. Pídele que te acompañe a hacer ejercicio, una buena caminata puede ser, además de sano para el cuerpo, una buena terapia para los sentimientos. En esos momentos de intimidad podéis hablar, por ejemplo, de que os gustaría para su futuro, cuáles podrían ser sus aspiraciones y, entre especulaciones y sueños, elegir el nombre del bebé entre ambos.

Foto | Laive


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.