María José Suárez pierde al bebé que estaba esperando

María José Suárez pierde al bebé que estaba esperando

Escrito por: Sacra    3 julio 2010     Comentario     2 minutos

A punto estaba de cumplir el tercer mes de embarazo cuando la modelo María José Suárez ha visto su ilusión truncada. El bebé que esperaba del tenista Feliciano López no ha continuado con su periodo de gestación. La joven, que se encuentra totalmente abatida, ha buscado refugio en su familia.

Y es que parece ser que esta nueva vida no se inició con demasiada buena suerte. Si bien la madre vivía con ilusión cada segundo de su embarazo, el padre, al parecer, decidió poner fin a la relación que les unía. Tras ciertos comentarios sospechosos de infidelidades por parte de la María José, ambos enviaron un comunicado de prensa conjunto en el que aclaraban la nueva situación. Feliciano asumía su paternidad ayudando materialmente en aquello que pudieran necesitar pero, la ruptura con su pareja era total y sin marcha atrás.

A pesar de ello, la modelo seguía acudiendo a los eventos propios de su profesión mientras insistía en la felicidad que le embargaba. A pesar de tener que afrontar el embarazo ella sola, este nuevo ser que crecía en su interior, era motivo suficiente como para olvidar el “mal de amores”. Aunque siempre intentaba evitar cualquier comentario en torno a su ex, ya en las últimas semanas decía arrepentirse de no haber cortado con él mucho antes.

Fue el pasado jueves cuando María José perdió al bebé, inmediatamente le envió un sms al tenista para que estuviera al tanto de la noticia, mucho antes de que fuera proclamada a los cuatro vientos. A fin de pasar el mal trago y buscando el descanso y tranquilidad necesarios en este momento, la joven se ha marchado con su familia a descansar a Ibiza, precisamente allí había alquilado una casa para disfrutar este verano de su embarazo frente al mar.

Vía | La Cosa Rosa


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.