Cinco beneficios del contacto nutritivo con el bebé

Cinco beneficios del contacto nutritivo con el bebé

Escrito por: Maite Nicuesa Guelbenzu    8 octubre 2020     3 minutos

El lenguaje de la piel comunica información y expresa emociones que nutren el bienestar como pone de manifiesto el tacto nutritivo que comentamos en este post

Existen sensaciones que potencian el encuentro emocional entre la madre, el padre y el niño. A través del sentido del oído, el bebé escucha la voz de dos figuras vitales en su existencia. Pero existe otro lenguaje universal: el de la piel. A través de esta fuente de información es posible nutrir el estado de ánimo del niño y su mundo emocional para construir los cimientos de un apego seguro.

En este contexto adquiere especial valor el término tacto nutritivo. Esta forma de expresión, a su vez, hace posible un contacto que deja huella en la memoria de este vínculo afectivo. ¿Cuáles son los beneficios del tacto nutritivo? Esta expresión de afecto es inherente a acciones universales en el cuidado del bebé como el abrazo, el masaje o la caricia. En Uno más en la Familia compartimos algunos de los puntos a tener en cuenta.

1. Bienestar y calma

El encuentro piel con piel produce la sensación de hogar que causa la memoria compartida de una historia familiar que evoluciona con la llegada de un nuevo ser. A través del contacto nutritivo, un ser humano expande los límites de su ser individual y trasciende más allá de sí mismo. El contacto nutritivo aporta calma, serenidad y relajación. Beneficios que, a su vez, alivian el estrés y el llanto en el bebé.

2. Comunicación significativa

El lenguaje va más allá de las palabras y la comunicación a través del mensaje de la piel así lo manifiesta. Mediante este contacto nutritivo es posible expresar un mensaje tan importante como la presencia consciente.

Contacto Nutritivo Con El Bebe

3. Recibir caricias emocionales a través de la piel

La lactancia materna alimenta y nutre al niño, pero existen otras necesidades que conviene atender. Las caricias emocionales ofrecen amor, compañía y reconocimiento a través de la palabra, pero también mediante el tacto de la piel. Este contacto no solo alimenta la piel sino también el bienestar integral del niño. Y, por la importancia que los primeros años de vida tienen en la etapa adulta, esta proximidad es una fuente de autoestima, resiliencia y felicidad.

4. Estimular el sentido del tacto del bebé

El bebé descubre la realidad de la que forma parte mediante los sentidos. Y la referencia de la piel también aporta una fuente de información en el descubrimiento del mundo. Este contacto tiene un importante valor afectivo. Este contacto nutritivo estimula este sentido en el bebé. Un lenguaje que puede alimentarse desde el nacimiento.

5. Escuchar las necesidades del bebé mediante esta comunicación piel con piel

Si el contacto piel con piel muestra una forma de lenguaje, a través de este canal también es posible potenciar una escucha que atiende las necesidades del niño. Y la necesidad de amor incondicional es un principio universal.

Estos son, por tanto, algunos de los beneficios del contacto nutritivo con el bebé que potencian la crianza respetuosa y el apego seguro.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.