Aprendizaje vicario o como los niños aprenden imitando

Aprendizaje vicario o como los niños aprenden imitando

Escrito por: Sacra    8 noviembre 2012     Comentario     2 minutos

El psicólogo Albert Bandura desarrolló en 1977 una nueva teoría sobre el aprendizaje en el que aprendemos, más que por la experiencia personal, por la observación e imitación. A esta nueva forma de enseñanza se le ha llamado aprendizaje vicario.

Aunque se considera que el aprendizaje es una forma individual de adquirir nuevos conocimientos y experiencias, igualmente el ser humano, desde su nacimiento, ha ido aprendiendo estas nuevas cosas a partir de la imitación. No podemos olvidar que somos seres sociales y que, especialmente cuando somos niños, tendemos a repetir conductas a través de la observación de las experiencias de los demás, esto es lo que se conoce como aprendizaje vicario.

Este concepto educativo fue propuesto, por primera vez, por Albert Bandura en 1977. Este psicólogo desarrolló una teoría por la cual todos los seres humanos aprendemos a través de la imitación, especialmente con aquellos que tenemos una relación directa.

De forma opuesta a esta teoría nos encontramos con el aprendizaje activo, que es aquel que se aprende a partir de la experiencia personal y directa con los hechos, algo que no ocurre con el vicario que se da a partir de la observación de las experiencias de los demás. Es decir que, el niño va a aprender a discernir entre lo que quiere o no quiere a partir del resultado que observe en los otros.

Si cuando somos niños observamos que al hermano mayor le premian por haberse comido todas las verduras, vamos a imitarlo, por el contrario si vemos que le castigan por haber pintado en la pared, lo descartaremos de inmediato. Y de este modo seguiremos cuando seamos adultos. De este modo, según Bandura, no necesitamos experimentar estas nuevas acciones para aprender las consecuencias que va a traernos en nuestra vida.

Uno de los requisitos fundamentales para que este aprendizaje se dé, es que el niño preste atención, algo que suele suceder, especialmente con los bebés, con respecto a sus padres, ya que en ese momento son el centro de toda su vida emocional. Ahí está la importancia, y que tantas veces hemos recalcado, de que hay que “predicar con el ejemplo”.

Vía | Wikipedia
Foto | Mo me maltrates


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.