El aire acondicionado y los niños

El aire acondicionado y los niños

Escrito por: Belén    20 julio 2009     15 Comentarios     2 minutos

Cuando tenemos un niño pequeño en casa, todos dudamos sobre si poner o no el aire acondicionado. Debemos tener presente que el bebé no debe sudar y hay que intentar impedirlo. El aire acondicionado en sí, no tiene ningún perjuicio sea cual sea la edad del bebé. Es su uso el que debe ser correcto para que no se convierta en algo perjudicial.

Lo primero es comprobar que los filtros etán bien limpios para que no dispersen porquería al ambiente. La temperatura ideal en casa dicen que es de 25º, pero depende de la zona en que vivas, no es lo mismo un sitio muy húmedo que el calor seco del centro de la Península. Es importante que no haya cambios bruscos de temperatura, el termostato es una gran ayuda. Cuando vuelvas a casa procura que no haya un salto de temperatura muy grande, pasar de 38 a 21º no es bueno para nadie.

Evita que los chorros de aire den directamente sobre el niño. Viste al niño igual que te vistes tú, de esa forma comprobarás si la temperatura es adecuada. Ten en cuenta que ellos se mueven mucho más. Respecto a la hora de dormir, lo ideal es refrescar la habitación antes de acostar al bebé y apagar el aire cuando se vaya a la cama. Puedes dejar puesto el ventilador para que se mueva un poco el aire. Nuevamente depende de donde vivas, con la humedad es dificil que aguante la sensación de fresco. En este caso puedes probar con el deshumidificador. Si seca demasiado el ambiente abre un poco la ventana, porque pueden irritarse las mucosas del pequeño.

Por la noche ten en cuenta que la temperatura de su dormitorio no será la misma que en el tuyo, aunque seas un sólo adulto, generas mucha más temperatura que un niño.

Vía | Medicina XXI


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.