18 marzo 2012 Consejos, Embarazo, Noticias

Gracias a su poder antioxidante la placenta presenta menos estrés oxidativo

En algún momento del embarazo es muy normal que sin darnos cuenta estemos estresadas, tanto cambio físico y mental puede hacer que nos resintamos. Hacer ejercicio y llevar una dieta saludable puede ayudarnos a sobrellevar este cambio sin que nuestro cuerpo se agote en exceso. Un alimento que puede actuar como protector de la placenta ante este estrés es el zumo de la granada. En otras ocasiones ya hemos hablado de sus beneficios e incluso de la manera de preparar el zumo.

Durante el embarazo el cuerpo necesita mayor cantidad de oxígeno y una falta de oxigenación (oxidación) puede relacionarse con otros problemas que pueden surgir en el embarazo como la preeclampsia o los abortos espontáneos. Hace unos días un estudio nos informaba de los beneficios que aporta a la placenta introducir en nuestra dieta el zumo de granada.

El estudio fue realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Washingtog. Para realizar el estudio se dividió a las mujeres embarazadas en dos grupos, uno de control al que se le dio placebo y otro en el que las mujeres tomaron 225ml diarios de este zumo.

Para conseguir los resultados se estudiaron los tejidos placentarios tanto in vivo como in vitro. En los dos casos, se encontró que en la placenta de mujeres que consumieron el zumo había menos síntomas de estrés oxidativo. Los autores indican que el consumo prenatal puede limitar el daño de la placenta y por lo tanto puede proteger al feto.

Vía | Asturi.as
Foto | Flickr-Sergis blog

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 marzo 2012
  2. Vínculo entre la placenta y el estrés de la madre 6 marzo 2013
  3. ¿Qué es el estrés oxidativo? 18 febrero 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *