27 diciembre 2013 Embarazo

Frutos secos

Los pequeños tienen menos alergia a los frutos secos cuando sus madres los ingirieron durante su embarazo. Es normal que durante los primeros años de vida los niños tengan algunas alergias. Un estudio ha demostrado que los niños tienen menos posibilidades de desarrollar alergia a productos como cacahuates y frutos secos cuando sus madres no son alérgicas y cuando las comían en una cantidad considerable durante su embarazo.

Estos datos son estudiados ya que en algunos países, como Estados Unidos, la alergia al cacahuate se ha triplicado en muy pocos años. Normalmente este tipo de alergia se hace presente con la primera exposición al alimento.

La encargada de llevar la investigación fue Lindsay Frizier, quien, junto a un grupo de colegas, trabaja en el Centro Infantil de Cáncer Dana Farber en Boston. Para su realización se analizaron a las mujeres embarazadas que ingerían de manera frecuente cacahuates y luego se estudiaron a los recién nacidos.

Los diferentes análisis demostraron que los niños cuyas madres no eran alérgicas y tuvieron un mayor consumo de alimentos (cinco o más veces por semana) registraron un menor riesgo de alergia.

Los autores del trabajo señalaron que: “Nuestro estudio apoya la hipótesis de que la exposición precoz al alérgeno aumenta la probabilidad de tolerancia y, de ese modo, reduce el riesgo de alergia alimentaria infantil. Son necesarios estudios prospectivos adicionales para replicar este hallazgo”.

Vía | ABC
Foto | Flickr – Boca Dorada

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 diciembre 2013
  2. La almendra, fuente de energía en el embarazo 28 mayo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *