30 junio 2009 Consejos, Lactancia, Opinión, Recién Nacido

Amamantar

Como seguramente sabrás, si tu hijo toma pecho le trasmitirás todas las defensas que necesita.

Hay que ofrecerle el pecho a demanda. Cada niño es distinto, algunos prefieren tomas largas y espaciadas mientras que otros maman pequeñas cantidades pero lo hacen más seguido. El mismo bebé puede mamar en diferente frecuencia pasados los días. Debes respetarlo siembre, él sabe con exactitud cuando tiene hambre y a su manera se las arreglará para pedir su comida.

Solamente debes mirar el reloj cuando notes que tu hijo no aumenta de peso como es necesario, cuando esté enfermo o cuando lo notes débil. Además, ten presente, que el pediatra te lo advertirá. Si esto pasa hasta deberás despertarlo por la noche para darle de comer, cada tres horas como máximo.
A los bebés sanos que duermen tan a gusto no hace falta despertarlos, ellos mismos lo harán cuando sientan hambre.

No es necesario que tome de ambos pechos a la vez, pueda pasarte que durante las primeras semanas lo haga de uno cada vez. Cuando termine con uno, se le ofrece el otro, pero si no quiere no pasa nada.

Como te lo dijimos muchisimas veces, la leche materna le porta todo lo necesario durante los primeros meses de vida y además de alimentarlo lo mantiene hidratado. Por este motivo no debes ofrecerle nada más, ni siquiera agua ya que le llena el estomago y le quita apetito. Sólo si hace mucho calor se le puede dar un poquito, si la rechaza es que no la necesita.

Si toma mamadera también se da a demanda, el recién nacido decide cuanta cantidad y cuando quiere comer. Los bebés que toman mamadera tampoco necesitan beber agua.

Fuente | Para Ti Mamá

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *