10 diciembre 2008 Embarazo, Parto, Recién Nacido, Salud

Reciénnacido
La primera valoración que se realiza sobre la salud del recién nacido, es conocida como test de Apgar. La hará el pediatra en el momento de nacer y la repetirá a los cinco y en ocasiones, a los diez minutos.

El test ayuda a determinar si el bebé se está adaptando correctamente al nuevo entorno, una vez separado de su madre, o si por el contrario necesita alguna actuación médica.

Se valora de cero a dos cada uno de los siguientes signos:

  • Color, rosado (2), extemidades azuladas (1) y azul o pálido (0)
  • Respiración, amplia o llanto(2), irregular (1) y ausente (0)
  • Frecuencia cardíaca, mayor de 100 (2), menor de 100 (1) y ausente (0)
  • Tono muscular, movimientos activos (2), semiflexión de miembros (1) y ausente (0)
  • Respuesta a sonda nasal, tos o estornudos (2), respuesta ligera (1) y sin respuesta (0)

El resultado será óptimo si está entre 7 y 10. Que no llegue a 7 no implica que el niño no vaya a recuperarse completamente. Ten en cuenta que el sufrimiento fetal y demás sucesos del parto, influyen en la velocidad de reacción del bebé.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Reflejos del recién nacido 27 enero 2009
  2. La baja puntuación en el test de Apgar aumenta el riesgo de parálisis cerebral 16 octubre 2010
  3. Relacionan la puntuación del Test Apgar con TDAH 17 febrero 2011
  4. La monitorización durante el parto reduce la mortalidad infantil 22 febrero 2011
  5. Pruebas de diagnóstico para el recién nacido 4 agosto 2014
  6. La epidural en el parto podría dañar la salud del bebé 15 julio 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *