11 octubre 2015 Salud

Una peligrosa enfermedad

Se advirtió acerca del riesgo de sufrir Hepatitis C durante el embarazo. A pesar de que sólo el uno por ciento de las embarazadas sufren de una infección crónica generada por esta hepatitis puede existir entre un 4 y un 20 por ciento de posibilidades de transmitirlo al bebé.

Si bien el riesgo promedio es de un 4 por ciento el porcentaje se puede duplicar si la mujer presenta elevada carga viral en la sangre y llegar al 20 por ciento si además padece hepatitis C y sida.

Tengamos en cuenta que casi el 70 por ciento de las personas infectadas con el virus no sabe que lo están, por ende, muchas mujeres pueden encontrarse infectadas sin saberlo, un peligro para el bebé. Afortunadamente la ciencia y la medicina se encuentra avanzando en este tema, hoy por hoy existen medicamentos que logran un alto porcentaje en la curación de los enfermos, si bien este aspecto es muy favorable los expertos en la materia no aconsejan su toma durante la gestación.

Uno de los mayores riesgos es cuando, durante el parto, el bebé está expuesto al contacto con la sangre de la madre, en el caso de que la sangre se encuentre contaminada. Otra situación que puede transmitir el virus es durante una amniocentesis (prueba en la que se extrae líquido amniótico mediante una punción).

Desde la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, el Doctor Rafael Granados considera que para minimizar el riesgo de infecciones se debe evitar la ruptura de membranas para llegar a terminar de forma activa la gestación, ademas de evitar los procedimientos que aumenten la exposición del bebé a la sangre de la madre. Otro punto muy importante es determinar, antes de llegar al momento del parto, si la madre sufre alguna enfermedad que pudiera ser contagiada al nacer.

Vía | Web Consultas
Foto | Flickr – Jeremy Hetzel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *